Los planes más peligrosos que puedes hacer en España

¿Te atreves con alguno?

Un toro de la ganadería gaditada de Núñez del Cuvillo pisa a un mozo en el tramo inicial de la calle Estafeta, durante el séptimo encierro de los San Fermines 2017
Un toro de la ganadería gaditada de Núñez del Cuvillo pisa a un mozo en el tramo inicial de la calle Estafeta, durante el séptimo encierro de los San Fermines 2017

Puede ser que nos venga bien una dosis de adrenalina. Pero no hablo de la adrenalina ponzoñosa que marcan las preocupaciones, los virus, la economía y la incertidumbre hacia el futuro, esa adrenalina no la queremos, fuera esa adrenalina, fuera. Buscamos subidones voluntarios y controlados que contrasten con tres meses de encierro y los toques de queda y las prohibiciones; a poder ser, sin riesgo de contagio. Por eso merece la pena echar un ojo a los planes más peligrosos que puedes hacer en España. Que no son pocos.

Aviso a navegantes: muchos de estos planes requieren de guía que nos acompañen o de nuestra propia experiencia, no los hagas si no estás preparado. Desde el peligro hasta la estupidez hay un paso.

Escalar el Espigüete

La llaman la “montaña maldita” de las cumbres de Palencia, por el elevado número de montañistas que han perdido su vida aquí. Si en verano la escalada se puede realizar sin demasiados incidentes, en invierno son habituales los derrumbamientos por su cara norte, volviendo sumamente complicado, y fatal en ocasiones, tocar la codiciada cima. Es conocido el accidente mortal que sufrió en 2006 un ertzaina de Santurtzi con una amplia experiencia en ochomiles, después de despeñarse por una caída de 450 metros. Esta es una montaña destinada en exclusiva a los alpinistas con amplia experiencia en el deporte, e incluso estos deben andarse con cuidado.

Pasear por Caminito del Rey

Dice la leyenda que este angosto sendero malagueño fue construido por reos condenados a muerte por la dificultad a la hora de levantarlo. En los años 90 fue catalogado como uno de los senderos más peligrosos de España pero no fue hasta la muerte de varios excursionistas entre 1999 y 2000 cuando el Caminito del Rey tuvo que cerrar al público. Aunque numerosos aventureros siguieron visitándolo en la década siguiente, y los años 2000 fueron la década donde el número de fallecidos fue más elevado que nunca. Tras una rehabilitación exhaustiva, volvió a abrir sus puertas en 2015, esta vez bastante más seguro.

Un ave vuela por el entorno del Caminito del Rey de Málaga
DIPUTACIÓN DE MÁLAGA
  (Foto de ARCHIVO)
09/10/2015
Un ave vuela por el entorno del Caminito del Rey de Málaga DIPUTACIÓN DE MÁLAGA (Foto de ARCHIVO) 09/10/2015Servicio Ilustrado (Automático) DIPUTACIÓN DE MÁLAGA

Lanzarse por el puente de Hierro

Si la mayoría de los saltos de puenting en España oscilan alrededor de los 20 metros, este salto único en Murcia a 40 metros de altura estira la cuerda hasta tocar los 30 metros. Eso son muchos metros para gritar y sentir bombear con fuerza la adrenalina. Para saltar solo hace falta mucho valor y asegurarte de que la cuerda no te traicionará en el momento menos oportuno.

Surfear La Santa

Los buenos surfistas reconocen que una ola peligrosa no encaja necesariamente con una ola grande. En este caso, el tamaño no importa. Conocida como “el Pipeline europeo”, esta violenta ola que se estampa contra la isla de Lanzarote es en extremo peligrosa debido a las rocas que permiten su formación, y no es buena idea cabalgarla si no se tiene mucha confianza... y una buena dosis de experiencia en el deporte.

Correr en los Sanfermines

Lo mejor de este es que no se hace en ningún otro lugar. Quiero decir que lanzarte en paracaídas tiene su aquél, pero correr armado con un periódico por delante de seis toros salvajes y seis cabestros, posiblemente con alguna copa de más encima, es uno de los planes más peligrosos de España sin dudarlo. Hace falta una mezcla de valor y de locura para realizar esta actividad que lleva dándose en nuestro país desde 1591.