MENÚ
lunes 25 septiembre 2017
10:24
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Madrid Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC

Cospedal: «Veo a Rajoy candidato si las cosas siguen como hasta ahora»

Afirma que el Gobierno «usará todos los medios de la Constitución para evitar el referéndum»

  • María Dolores de Cospeda
    María Dolores de Cospeda
true
Fernando Cancio,  / Carmen Morodo.  Madrid.

Tiempo de lectura más de 10 min.

19 de febrero de 2017. 20:53h

Comentada

Es su primera entrevista tras confirmar en el Congreso del PP que mantiene el cargo de secretaria general y de ministra de Defensa. Cierra el debate sucesorio, porque dice que Rajoy se sucederá a sí mismo, y habla con la misma firmeza de la unidad de España o cuando apela a la defensa de la presunción de inocencia del presidente de Murcia, el popular José Antonio Sánchez.

–¿El Gobierno puede seguir funcionando con otra prórroga de los Presupuestos?

–Para España, lo mejor es que haya otros Presupuestos adaptados a las nuevas circunstancias. La situación económica no es la misma que el año pasado y podemos asumir compromisos más ambiciosos, teniendo en cuenta además que tuvimos un Gobierno en funciones. Pero se puede seguir funcionando con Presupuestos prorrogados.

–¿Ve margen para que pueda haber unos nuevos tal y como avanza la negociación?

–Confío en el sentido de la responsabilidad del resto de las fuerzas políticas. Cuando uno gobierna sin mayoría tiene una mayor responsabilidad que el resto. Espero de los demás partidos la misma responsabilidad.

–¿Se refiere a Ciudadanos y al PNV?

–Y también al PSOE.

–Pero ellos entienden que el apoyo a los Presupuestos de un Gobierno del PP, bajo la presión añadida de Podemos, es apostar por un desgaste extra al que ya arrastran. Y así se lo han trasladado a su partido, ¿no?

–Tienen dos opciones. Entender que es un desgaste o concluir que así demuestran que son la alternativa a un Gobierno de centro-derecha. Hay dos posibles lecturas y espero que se imponga la segunda.

–De lo que ha visto de Legislatura, ¿es más optimista o más pesimista sobre la posibilidad de que llegue a término?

–Soy moderadamente optimista. El Gobierno tiene la voluntad de dialogar hasta la extenuación y trabajar con todos los grupos para conseguir estabilidad. Vamos a hacer todo lo posible para que sea así. Y el presidente del Gobierno ya ha demostrado que sabe gobernar en momentos de máxima dificultad, lo hizo con una situación económica de extraordinaria dificultad y lo está haciendo ahora con una difícil situación política sin mayoría absoluta.

–¿Un PSOE con Susana Díaz le da más tranquilidad?

–Me da más tranquilidad un PSOE con sentido de la responsabilidad.

–¿Y eso es más fácil con Susana Díaz o con Pedro Sánchez?

–No quiero castigar a un candidato demostrando mi preferencia por él. Seguro que mi apoyo va en sentido opuesto a sus intereses.

–¿El Podemos que sale de Vistalegre complica la Legislatura?

–Para un partido es siempre bueno tener un liderazgo claro y esto, además, sirve para clarificar la posición de ese partido ante los ciudadanos. Habrá que ver si el Podemos que sale de su Congreso es bueno para España.

–¿Cuál es el principal problema al que se enfrenta el Gobierno?

–Sin duda, el desafío que plantean quienes gobiernan la Generalitat. Defienden un proyecto que va contra el derecho de todos los españoles a poder decidir nuestro futuro, que amenaza el consenso constitucional y que amenaza también los derechos de ocho millones de catalanes, que también tienen derechos como europeos y españoles.

–¿Cree que llegarán a intentar celebrar el referéndum?

–Los gobernantes de la Generalitat están jugando con la buena fe de muchos catalanes. Les han prometido que iban a resolver todos sus problemas sólo por el hecho de separarse de España y eso no es verdad. El Gobierno tiene que trabajar por recuperar lo que por distintos motivos ha podido producir desafecto en los catalanes y es muy importante la unidad de los que creemos que tenemos que seguir viviendo juntos.

–Pero el bloque constitucionalista está demostrando debilidad en Cataluña.

–Hace tiempo que ofrecimos la unidad de acción y de candidaturas a Ciudadanos. Y al PSOE. La defensa de la pertenencia de Cataluña a España hay que hacerla con la unidad de todos. Y en este trabajo es importante que el PSOE aclare bien su posicionamiento.

Esta vez, a diferencia de la consulta del 9-N, ¿la Generalitat debe tener claro que no van a dejar que se coloquen urnas?

–Deben tener claro que no va a haber referéndum.

–¿Y hasta dónde puede llegar el Gobierno para impedirlo? Se ha hablado de asumir competencias, de cerrar los colegios electorales o incluso de otras medidas que afectan a las Fuerzas de Seguridad.

–El Gobierno tiene muchos medios a su alcance y va a usar todos los mecanismos jurídicos y los que le atribuye la Constitución. En esta situación no debemos anticipar escenarios antes de ver cuál es el comportamiento de los gobernantes de la Generalitat.

–Hasta ahora todo lo que están haciendo y sus ofertas de diálogo sólo han conseguido chocar contra un muro.

–Pero es bueno que los ciudadanos vean cuál es la predisposición de unos y de otros.

–¿Por qué en el último Congreso del PP volvió a pedir perdón por los casos de corrupción que les han afectado? ¿Cree que su partido tiene una deuda en ese sentido?

–Desde hace cinco años no habíamos celebrado un Congreso y en el momento de hacer balance entendí que debía referirme a la pérdida de votos que sufrimos por esos casos de corrupción y por las duras medidas económicas que tuvimos que adoptar para sacar a España de la recesión. La mayoría de los casos de corrupción son del pasado, pero se conocieron en esa etapa, y en algunos casos fuimos más ágiles en dar respuesta y en otros menos. En la mayoría fuimos ágiles, más que ningún partido. Ninguno ha hecho el ejercicio de transparencia y claridad que hemos hecho nosotros. Yo no conozco, por ejemplo, las cuentas de los demás partidos, pero todos conocen las nuestras.

–¿Qué les ha hecho más daño, la corrupción o la gestión de la crisis?

–Las dos cosas. Los casos de corrupción, aunque no fueran de esta etapa. Y también tomar las medidas más impopulares de la historia reciente por defender los intereses de los españoles por encima de nuestros intereses de partido. Perdimos muchos votos, pero hemos conseguido seguir siendo el partido más votado, a diferencia de lo que ha ocurrido en otros países europeos con los partidos que han gestionado la crisis.

–¿Eso ha sido más por mérito suyo o por demérito de los otros?

–El mérito y el demérito son dos cosas que van de la mano. Cuando la oposición crece, el Gobierno se debilita, y cuando el Gobierno sale adelante, la oposición pierde fuerza.

–¿Mantendrán la confianza en el presidente de Murcia aunque sea imputado?

–Debemos defender la presunción de inocencia y el derecho a la defensa de todo el mundo, también de los militantes del PP. Parece que cuando hablamos de alguien del PP la presunción de inocencia no existe. Y si encima cuando de lo que se acusa es de un delito de pensamiento, todavía hay que hablar más del derecho a la presunción de inocencia. Estamos hablando de un contrato que nunca se firmó y sin retención de presupuesto para él.

–También tiene pendiente la posible imputación por el «caso Auditorio de Puerto Lumbreras».

–Ha tenido que hacer frente a 15 querellas y han sido archivadas. Hay quienes se dedican a hacer política usando los tribunales.

–Este apoyo al presidente de Murcia, aunque se le investigue, ¿no afecta a su acuerdo con C’s sobre cuándo deben dimitir los investigados por corrupción?

–Espero que todo el mundo actúe con seriedad y sentido de la responsabilidad.

–¿Qué es actuar con seriedad? ¿Que no exijan que fuercen su dimisión porque sea imputado? Cobrarse la cabeza de un presidente autonómico es caza mayor.

–Eso lo puedo entender del PSOE y de Podemos. Pero no entiendo que C’s mantenga esa estrategia contra un presidente que tiene un gran apoyo popular porque se abra una pieza separada para que se investigue si una persona pensó en celebrar un contrato que nunca se celebró.

–Bueno, o por ese «caso Auditorio».

–Pero hablamos de este caso. Y ya he dicho que hay otras 15 denuncias archivadas.

En el último Congreso del PP dio la impresión de que se enterraba la sombra del «aznarismo», que nadie se acordaba de él, ni siquiera la militancia. ¿Eso tranquiliza a la dirección del partido?

–Este partido tiene su historia y a todos los presidentes se les reconoce su aportación. Y en este último Congreso así lo hicimos. Les recordamos en un vídeo y también lo hizo el presidente del Gobierno en su discurso. Pero Rajoy lleva desde 2004 al frente y él es el referente. Hoy el PP es de su presidente, como es lógico y normal.

–¿Tienen ya lista la nueva fundación del PP? ¿Será una nueva o la que ya tienen, la de Humanismo y Democracia?

–Estamos trabajando y no hay una decisión definitiva, pero es posible que sea nueva. La que tenemos tiene una connotación muy especial, humanismo y democracia, con un carácter marcadamente dedicado a ayuda social y proyectos de educación y del desarrollo más básico de las personas.

–¿Ve a Rajoy como candidato de nuevo a La Moncloa?

–Si las cosas siguen como hasta ahora, sí.

–¿Qué quiere decir?

–Que la Legislatura vaya razonablemente bien, que espero que sí. Confío en el buen hacer de Rajoy y del PP. Hemos trabajado mucho para llegar hasta aquí. ¿Por qué Rajoy, que está en plenas facultades, no va a repetir en cuatro años si la situación es mejor, con una España mejor preparada, como creo que será? Cuando se habla de posicionamientos y sucesión siempre pienso que el sucesor de Rajoy es Rajoy.

–Pero C’s entiende que eso vulnera el pacto de investidura

–Ahora estamos al principio de Legislatura, queda mucho tiempo porque confío en que será una legislatura de cuatro años, y hay mucho por hacer. Lo importante ahora es seguir trabajando y ya habrá tiempo de hablar de otros temas.

–¿Cómo queda el PP tras su Congreso?

–Sale muy reforzado. Y el liderazgo del presidente aún más. Además, la militancia está tranquila y confiada. Y ésa es la principal obligación de un partido, porque luego ayuda a dar ánimos a una organización que tendrá que seguir actualizándose para afrontar las siguientes elecciones autonómicas y municipales.

–Hay mucho lío en los congresos regionales y provinciales, ¿no?

–Hemos estado más tiempo del normal sin congresos, porque habitualmente se celebran tras las elecciones, debido a que el pasado año tuvimos un Gobierno en funciones. Y esto ha generado que haya más expectativas puestas en ellos. El debate en el partido es bueno y no pasa nada porque en algunas organizaciones territoriales haya más de una candidatura. Una cosa es que haya precandidatos y otra cómo se resuelve al final. Ha pasado más veces. Con el sistema de doble vuelta que hemos establecido puede haber precandidatos que luego no pasen a segunda vuelta. Hay que esperar.

–¿Repetirá como candidata a presidir el PP de Castilla-La Mancha?

–Tengo que decidirlo con el partido de Castilla-La Mancha y haré lo que sea mejor para mi partido, como siempre. Tuve el honor de ser elegida presidenta de mi partido hace casi 12 años, veníamos de una situación muy complicada, y en las primeras elecciones subimos diez puntos, después ganamos por mayoría absoluta, y en las últimas nos faltaron muy pocos votos para lograr otra mayoría absoluta. En estos momentos, haré lo que quiera mi partido.

–¿Usted tiene ilusión y ganas por repetir?

–Ilusión, siempre. Pero una tiene que hacer lo que se le requiere por el partido en cada momento y así voy a funcionar.

–Después de la polémica interna por la acumulación de cargos, con la enmienda que se debatió en el Congreso, ¿ha hablado ya con Rajoy de la posibilidad de repetir como presidenta regional?

–Hemos hablado de eso y de muchas cosas. No doy más importancia a la enmienda. En mi partido somos muchos los que tenemos más de una responsabilidad y hay que tener en cuenta que en la mayoría de casos, como el mío, se nos elige. Somos un partido que afortunadamente tenemos una gran representación institucional y una organización muy estructurada en toda España y por eso en muchos casos las personas más adecuadas para determinadas funciones coinciden a nivel nacional, regional y provincial.

–La petición de perdón por el Yak-42, ¿fue decisión suya o la habló con el presidente? ¿Se puede hacer algo más?

–Hice lo que creía que tenía que hacer y al presidente le pareció muy bien. ¿Hacer más? Hemos dado un paso cualitativo importante. Aún hay una resolución administrativa en la que tenemos que trabajar. Lo quiero hacer para que las familias sientan ese reconocimiento por parte del Estado.

–¿Cómo ve la relación en Defensa con Estados Unidos y esa petición de más participación en los gastos aliados?

–El Gobierno tiene la obligación de mantener las mejores relaciones con EE UU, que es nuestro socio, aliado y forma parte de la OTAN. Hay que mantenerlas porque afectan a nuestra seguridad interior y exterior, porque hoy la seguridad no tiene fronteras. Sobre la petición, España tiene asumido un compromiso de llegar al 2% y, por tanto, la demanda de EE UU no es nueva. Vamos a ver cómo lo conjugamos con la obligación como miembros de la UE de cumplir los objetivos de déficit.

– ¿Y cómo piensa subir el gasto?

–Dependerá de que tengamos Presupuestos. Si tenemos, el compromiso es que los Programas Especiales de Armamento figuren en los Presupuestos Generales con una claridad absoluta. Si no, habrá que presentar una ley de crédito extraordinario, que espero se apruebe. Uno de los planteamientos que hice a los grupos es que necesitamos una Ley de Sostenimiento de la Defensa, algo que llevan en sus programas PSOE y C’s. Creo que es posible que alcancemos un acuerdo para que la sostenibilidad de la Defensa Nacional no esté sometida al albur de quien gobierne.

–La meta sería el 2% que pide la OTAN, pero usted dice que debe medirse la calidad de la aportación. ¿A qué se refiere?

–Que está bien que luchemos por el 2% en términos cuantitativos, pero hay que tener en cuenta que hay aportaciones cualitativas que hay que aprender a medir. No se puede decir que España tiene un 0,9% olvidando que participamos en 15 misiones internacionales de OTAN o UE.

–En este sentido, le propuso al secretario general de la OTAN ampliar las estructuras aliadas en España.

–España quiere que lo que tenemos aquí, como mínimo, se mantenga. Tenemos que conseguir que nuestras estructuras tengan una buena dimensión y participación.

–¿Hacia dónde mira la OTAN ahora?

–Una parte importante mira a Rusia, pero hemos conseguido que vea que la mayor amenaza de Europa es el terrorismo yihadista y que hay que centrarse en el sur. El sur ya se ha consolidado como parte permanente de la agenda de la OTAN.

–En el sur, Francia llegó a pedirnos aún más apoyo en el Sahel...

–Apoyamos mucho a Francia en Mali y República Centroafricana en el transporte de tropas y mercancías de los franceses. Ya colaboramos de manera estrechísima.

–¿Ha pedido la Coalición anti Daesh más implicación de España en Irak?

–Nos hemos comprometido a enviar 125 militares y 25 guardias civiles más y hemos enviado especialistas para desactivación de explosivos improvisados, asistencia médica y para otros temas, como ayudarles a llegar a la zona de despliegue... Estaremos a lo que se nos pida, pero hemos hecho un esfuerzo importante.

–Ya le toca cambiar la cúpula militar...

–En estas cosas lo mejor es, antes de tomar la decisión, conocer a la gente para intentar acertar. Habrá noticias no muy tarde.

–¿Qué otros retos se ha marcado?

–El personal. Hemos aprobado una subcomisión en el Congreso, donde tenemos la intención de colaborar para tener la mejor adecuación en el régimen de personal. Hay cosas importantes por hacer y podemos avanzar mucho hacia una modernización en su forma de estar, en la mejora de sus condiciones, en la conciliación o en la formación ante la eventual salida de las Fuerzas Armadas.

Red de Blogs

Otro blogs