Valores republicanos

Haciendo uso de la Memoria de la Historia, parece que ahora se estén reproduciendo hechos sucedidos hace décadas, durante la II República

Hoy se reúnen el PSOE y ERC en Barcelona para negociar la investidura de Sánchez. La gravedad de la situación nos deja escenas que en sí mismas son políticamente obscenas.

Recordemos que se está negociando la Presidencia del Gobierno de España con un partido cuyo líder está encarcelado cumpliendo condena por sedición contra la Constitución, sin manifestar ningún arrepentimiento por su conducta, reiterando que «lo volvería a hacer». La Historia tiende a repetirse en la vida de los pueblos, particularmente cuando sus dirigentes reiteran las actitudes y conductas de sus antecesores.

Haciendo uso de la Memoria de la Historia, parece que ahora se estén reproduciendo hechos sucedidos hace décadas, durante la II República. La constante apelación a los «valores republicanos» por parte de ERC, cooperador necesario para que Sánchez pueda alcanzar su sueño de dejar de ser Presidente en funciones para serlo en plenitud, nos evoca aquel golpe de Estado de 1934 con Companys de protagonista, y en análoga situación a la de Junqueras actualmente. Companys y otros políticos socialistas de la época, fueron condenados a importantes penas por el Tribunal Supremo de la República.

Unos meses después, y tras un pucherazo electoral impropio de esos «valores republicanos» y de los «140 años de honradez» de unos y otros, accedieron como Frente Popular al Gobierno, y a la amnistía después, en febrero de 1936. Aquellas actitudes se repiten ahora, aunque estemos en 2019.