Moreno asegura que Sánchez pretende controlar el poder judicial con el nombramiento de Delgado

El vicepresidente de la Junta, Juan Marín, cree que la propuesta de designar a la ex ministra como Fiscal General del Estado vulnera el principio político de separación de poderes

VIII reunión plenaria de la Red Iberoamericana de Cooperación Jurídica Internacional
Imagen de archivo de la entonces ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado (d); el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lemes, y la fiscal general del Estado, María José Segarra (i)Juan Carlos HidalgoEFE

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha advertido hoy de que el jefe del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, pretende con el nombramiento de la ex ministra Dolores Delgado como nueva fiscal general del Estado tener más bien una “fiscal general del Gobierno” que esté a sus “directrices y órdenes”.

En declaraciones a los periodistas con motivo de su asistencia a la reunión de la Junta Directiva del PP, en Madrid, Moreno ha calificado de algo "irresponsable" y una "desfachatez" que la exministra de Justicia Dolores Delgado vaya a ser propuesta para ese cargo, porque, al final, "en lugar de tener un fiscal general del Estado, vamos a tener un fiscal general del Gobierno".

En su opinión, el Gobierno está buscando un fiscal "absolutamente maniatado, que obedezca a pies juntillas las directrices y órdenes" que marque el propio Ejecutivo.

Para Juanma Moreno, vamos a perder “a una gran fiscal general del Estado”, en referencia a la actual, María José Segarra, para pasar a tener “probablemente una mediocre fiscal general del Gobierno”.

Por su parte, el vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, ha considerado que la propuesta "viene a demostrar es que pretenden seguir controlando en este caso el poder judicial”.

"La separación de poderes debería estar por encima de cualquier otro principio pero parece ser que el señor Sánchez no está por la labor y no es una buena noticia este nombramiento", ha indicado en declaraciones a los periodistas y, aunque ha asegurado que estarán "a la expectativa de cómo desarrolla su labor", ha dicho que teme "que irá en la línea de continuidad de lo que hasta ahora hemos venido presenciando".

Respecto al nuevo ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha señalado que lo conoce y espera que “como andaluz tenga cierta sensibilidad con las necesidades que tenemos en esta comunidad autónoma y que no siga la misma senda del señor Marlaska que durante este año y medio de interinidad no ha tenido la oportunidad, porque voy a ser muy suave, de reunirse conmigo en ningún momento y creo que eso no es la lealtad institucional”.

Así, ha dicho que cuando se tienen las competencias transferidas a la comunidad autónoma en materia de justicia "se tiene que contar con el consejero y con el Gobierno andaluz a la hora de poner en marcha cualquier nuevo órgano judicial y sobre todo a la hora de atender las necesidades de nuestros profesionales".

En este caso, ha señalado que “como hay cierta amistad y además es gaditano espero tener la oportunidad de podernos encontrar y hablar de los asuntos que afectan a todos los profesionales de la justicia pero también en lo referente a las infraestructuras y las necesidades de nuevos órganos judiciales y que realmente lo hagamos de forma coordinada”, apuntando que a priori no tiene “ningún motivo para desconfiar”.