España

Moreno solicita que Andalucía arranque en la “pole” de un desconfinamiento “por comarcas” que sitúa “a partir del 10 de mayo”

El presidente andaluz anuncia un gran homenaje a las víctimas del coronavirus, reclama a Pedro Sánchez los fondos pendientes y un plan de rescate del turismo y tiende la mano para limar aspectos del decreto ley de simplificación administrativa

Coronavirus.- Moreno propone un gran homenaje institucional de Andalucía a los fallecidos pactado con los ayuntamientos
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, en su despacho del Palacio de San Telmo para participar por videoconferencia con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y los presidentes autonómicos FOTO: JUNTA DE ANDALUCÍA

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno compareció tras la sexta reunión con presidente del Gobierno y sus homólogos en el resto de comunidades autónomas. Moreno señaló que “de nuevo”, el Ejecutivo andaluz transmitió “máxima voluntad de colaboración y respaldo a las medidas necesarias". En relación a “cómo afrontar vuelta a la nueva normalidad”, Juanma Moreno abogó por “empezar por las zonas de menor incidencia” y recordó que “en Andalucía hay 11.425 casos positivos. Por cada 100.000 habitantes, 34 casos” mientas que en España son 138 de media. La región andaluz están “entre las cinco con una tasa más bajas incluyendo a Ceuta y Melilla”. Moreno pidió un desconfinamiento “progresivo, gradual”. “Siempre con las garantías” y “respetando el distanciamiento social”. La propuesta andaluza es “por comarcas y zonas” para así “anticiparnos a la reactivación económica”."Necesitamos un criterio sólido y más información", insistió el presidente andaluz, que reclamó “también garantías para los menores” a la hora de abordar “la necesidad de dar una válvula de escape a los pequeños”.

En relación a las posibles fechas para el desconfinamiento, el presidente andaluz recordó que “las decisiones las toma el mando único, dirigido por cuatro ministerios y el presidente”. “Desde nuestro punto de vista, debe estar avalado por el carácter técnico, científico y médico”, indicó, para “no poner en peligro a los ciudadanos con un rebrote”. “Todo parece indicar que a partir del 10 de mayo se aplicará una nueva fase desconfinamiento”, apuntó. Entretanto, “habrá válvulas emocionales”, como “que los niños salgan un ratito” o “cierta actividad deportiva pero no se ha dicho nada” en la conferencia, señaló.

El criterio de Andalucía, insistió, es abrir el confinamiento “por sectores y territorios” considerando “variables cruzadas”. Ahí entrarían en liza la baja incidencia del coronavirus en regiones como Huelva y Almería. “No tanto toda la actividad” sino “distintas velocidades”, reveló.

Ante la posibilidad de veranear, el presidente andaluz mostró “muchas cautelas” y señaló que “el anuncio de la ministra presupone el cierre de las playas”. De momento, son “asuntos abiertos” que habrá que “trabajar con precisión”. “Hasta que no haya vacuna”, recordó, será obligatoria la “distancia social de dos metros” y “los aforos también tendrán que limitarse”. Todo ello “depende de las decisiones del Gobierno, que vendrán precedidas del comité científico técnico”.

En la Sanidad, Moreno señaló que a partir de esta semana se irán retomando “las citas médicas aplazadas". “Cada centro tiene que programar su vuelta a la normalidad. A mediados de la semana que viene, ese plan estará hecho”, apuntó. “A lo largo de próxima semana y la siguiente, hay recuperar la normalidad”, indicó, recordando que “las citas médicas se han disparado”.

Por otro lado, ante la propuesta del Gobierno de realizar un estudio epidemiológico, “las comunidades proponen contar con el ejército de médicos de atención temprana. Que el estudio pivote en torno a ellos. Queremos fortalecer la atención primaria”, dijo Moreno.

Moreno también reclamó al Gobierno andaluz fondos. “la necesidad de garantías económicas” después de “una semana más esperando 100 millones de euros de emergencia social para repartir en ayuntamientos”. “Hemos adelantado con recursos propios”, señaló Moreno, pero son ya “seis semanas esperando”. Asimismo, Moreno recordó que “los 14.000 millones de liquidez extra” anunciados por Pedro Sánchez “forman parte de las entregas a cuenta”. El presidente andaluz exigió “pasar de las palabras a los hechos” porque “necesitamos recursos”. Por otro lado, Moreno apeló a la devolución de las competencias para las políticas activas de empleo, con 430 millones pendientes.

El presidente andaluz trasladó a Pedro Sánchez el malestar por el recurso anunciado por el Gobierno al decreto ley de simplificación de trámites en Andalucía. “La lealtad debe ser nítida y firme y que sea correspondida con la misma lealtad hacia nosotros”, dijo. “No es coherente (el recurso) con el discurso de la necesidad de alcanzar acuerdos”, señaló. El recurso supone “un freno a la recuperación”. Moreno se mostró “abierto a limitar parte del contenido para que haya acuerdo" e invitó “al Ejecutivo a reconsiderar” su recurso. “Confío en que lo haga. Estamos abiertos a modificar aspectos pero con la lealtad necesaria por ambas partes”, indicó. El presidente andaluz recordó que el objetivo de la medida es “reducir la maraña administrativa”. También pidió de nuevo las devoluciones del IVA, que son casi 540 millones pendientes para Andalucía.

Moreno apuntó a pérdidas en Andalucía pérdidas de hasta 15.000 millones y 140.000 empleos, sólo en el Turismo

Juanma Moreno incidió en la “necesidad de un plan nacional de rescate al turismo”. Moreno apuntó a pérdidas en Andalucía pérdidas de hasta 15.000 millones y 140.000 empleos. “No es asumible sin ayudas de Gobierno y la UE”, relató. De momento, la Junta ha activado un plan de choque de 230 millones, como “salvavidas a empresas con una temporada alta de récord perdida”. Moreno señaló que las etapas pendientes son “tan complicadas o más” como las pasadas. “La transición a la nueva normalidad será difícil. Quedan medidas duras aún. Necesitamos la mayor certidumbre posible para el camino por recorrer”, apuntó. Las pérdidas en el peor escenario para el turismo suponen más del 40% del Presupuesto de la Junta.

El Gobierno andaluz prevé una caída de ingresos y más gastos, por lo que habrá que “reajustar el Presupuesto”. De hecho, ya se han destinado 100 millones más para sanidad. “Habrá que ahorrar todo lo que se pueda hasta el último céntimo”, abogó, por lo que se hará un repaso por Consejerías. En relación a los posibles entes superfluos, señaló que “se están haciendo auditorías, si se ve margen de gasto superfluo, actuaremos. El gasto tiene que centrarse en la prioridad que es la salud y proteger empresas y a los que han perdido su trabajo” defendió. Moreno también recordó en su comparecencia que “en los últimos tres meses hemos avanzado en la investigación tanto como los últimos 30 años” y volvió a pedir más test al Estado después de recordar que “el 90% del material” contra el coronavirus “proviene del Gobierno andaluz”.

Sobre la renta mínimo, Moreno recordó que “ya hay en Andalucía” y “hay que hablar mucho” para “que los recursos lleguen a quien lo necesita. Si la comunidad y ayuntamientos tienen protección social y el Estado otra, no tiene sentido que no esté coordinada. Que se haga bien”, pidió, “porque puede ser que a algunos le lleguen más ayudas de las que necesitan y a otros nada. Moreno exigió un debate previo con las comunidades” que “tiene las competencias hace décadas”.

Acerca de la reunión de Pedro Sánchez con Pablo Casado, pidió “actitud constructiva del presidente” y recordó la importancia de “manejar fondo y forma” y “darle un digno espacio al líder de la oposición”. Moreno recordó los insultos en el debate parlamentario por parte del PSOE y que Casado se enteró del encuentro por los medios."Hasta ahora Casado ha apoyado todas las peticiones del estado de alarma", indicó, añadiendo que “si consideramos que algo es negativo, es difícil que nos pongamos de acuerdo”. Moreno recordó a Pedro Sánchez que “una parte de su gobierno tiene una posición muy radical en materia económica” pero “el diálogo es la esencia la democracia”.

Homenaje a las víctimas

Juanma Moreno anunció que trasladará a la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) el debate para “rendir público homenaje en memoria de los fallecidos” que son “casi mil en Andalucía y 20.000 en España”. “No sé si banderas a media asta o una gran monumento”, apuntó Moreno sin querer “limitar las posiciones de ayuntamientos”. En cualquier caso, defendió realizar “algo que reconforte un poquito”. “Debemos hacer un gran homenaje”, señaló Moreno, abogando por extenderlo al ámbito nacional.