El Mundial de MotoGP de Jerez, pendiente de la autorización del Gobierno

La celebración a puerta cerrada derrumba el impacto de 30 millones pero, de celebrarse el evento, llegarán entre 1.300 y 2.000 personas de los equipos con un gasto diario superior a 100.000 euros. La promoción tiene un público objetivo de millones de personas

La oficialidad del acuerdo entre la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Jerez y Dorna Sports para que el Mundial de MotoGP de 2020 arranque en el Circuito de Jerez-Ángel Nieto supone un hálito de esperanza en medio de la pandemia. De la decisión del Gobierno de Pedro Sánchez depende ahora una gran inyección económica aún celebrándose “a puerta cerrada”. Según un estudio de la Junta, la presencia de público supone un impacto económico de unos 28 millones de euros con un gasto medio diario de 77,47 euros por visitante. La provincia de Cádiz es una de las señaladas por la Junta de Andalucía para pasar directamente a la fase 1 de desconfinamiento y una de las que mejor comportamiento ha registrado en cuanto a afección del coronavirus, por detrás de Almería y Huelva. Jerez ha tenido, según el registro de la Junta, 283 positivos por coronavirus hasta ahora y 39 defunciones. En los últimos 14 días, se han registrado 34 casos. La mayor problemática que se prevé está a la hora de abordar los desplazamientos entre provincias. La DGT calcula en casi 300.000 los desplazamientos que mueve el circuito, aunque al ser a puerta cerrada este aspecto quedará limitado. Se trataría del Gran Premio de España número 33 y Jerez se convertiría en el Circuito más longevo y con más Grandes Premios seguidos, por delante de Assen, que esta temporada se ha caído.

La propuesta apunta a los días 19 y 26 de julio, más un evento de WorldSBK el 2 de agosto. Si se consigue el visto bueno del Gobierno, se propondrá a la Federación Internacional de Motociclismo (FIM) la inclusión de tres pruebas del Mundial en los respectivos calendarios. La primera, el Gran Premio de España, que sería la apertura de la temporada de MotoGP. La segunda: el Gran Premio de Andalucía MotoGP 2020, también en Jerez.

Una de las opciones barajadas hasta la fecha a causa del coronavirus es la disputa del Gran Premio sin público. Ésta era la alternativa cuando se barajaba como fecha de inicio el fin de semana del 1 al 3 de mayo. Previamente, se canceló la prueba de Qatar y se pospuso el Gran Premio de Tailandia, el de Las Américas y el de la República Argentina. Finalmente, la situación sanitaria no deja más opciones.

Disputarse o no con público conlleva la movilización de una media de 150.000 espectadores. El pasado año, Jerez batió su récord de asistencia e ingresos, con más de cinco millones por la venta ed más de 66.000 entradas y 151.513 aficionados en el circuito el fin de semana de la celebración.

El vicepresidente de la Junta, Juan Marín, señaló, en declaraciones recogidas por LA RAZÓN, que la Consejería de Turismo, el Ayuntamiento de Jerez y la empresa Dorna han llegado a un acuerdo para la celebración de las pruebas de MotoGP. Marín habló de “garantizar las medidas de seguridad” sanitarias. Será “una edición muy especial que se celebrará a puerta cerrada", concretó el vicepresidente. Marín espera que “todos los aficionados al motociclismo a nivel mundial vuelvan a ver a sus ídolos y disfrutar de un espectáculo único en el mundo”. Marín espera conseguir “las autorizaciones del Gobierno de España los próximos días" porque “tendrán que desplazarse los equipos desde los distintos lugares del mundo donde se encuentran” hasta Andalucía y “aprobar los protocolos de seguridad para que la prueba se pueda realizar con todas las garantías que hoy exige una situación como a la que nos tiene sometidos el Covid-19”. Por su parte, la alcaldesa de Jerez, Mamen Sánchez, resaltó que “serán tres semanas en las que el nombre de Jerez estará por todo el mundo”. “Plantear este año un Gran Premio a puerta cerrada es doloroso para la afición, pero son las circunstancias que tenemos y había que aprovechar esta oferta que nos ha hecho Dorna de poder empezar el Mundial de MotoGP en Jerez y además sumar dos semanas de Gran Premio y una más de Superbike”, resaltó la regidora. “Será un revulsivo porque 1.300 personas van a estar en la ciudad alojadas en los hoteles”, indicó la alcadesa. El vicepresidente Juan Marín apuntó a 2.000 personas. Según la media de gasto diario del estudio de la Junta, como poco supondrá 100.000 euros cada día. “No podremos vivir este año el clamor por las calles de Jerez y en el Circuito pero tendremos una gran promoción y el sector hotelero tendrán sus plazas ocupadas este verano”, señaló la alcaldesa.

Historia de una pasión
El vínculo de Jerez con el motor viene de largo. En los años 60 del pasado siglo, Jerez ya contaba con el Trofeo de la Merced, prestigiosa carrera internacional que disputaron figuras como Ángel Nieto, Ricardo Tormo, Sito Pons, Benjamín Grau, Víctor Palomo o, de fuera de España, Marco Lucchinelli, Barry Sheene, Jan de Vries o Borje Jansson. Aquí radica la semilla de la construcción del circuito permanente de velocidad de máximo nivel.
El Circuito de Jerez se inauguró en 1985 y se convirtió en una de las mejores pistas de Europa, al albergar pruebas del Fórmula 1, Motociclismo y Sport-prototipos.
Por Jerez pasó Senna a los mandos de un Lotus Renault y Mansell, a los mandos del Williams Honda, protagonizando una llegada a meta épica, con una diferencia de 14 milésimas.
Desde la primera edición del Gran Premio de Motociclismo, Jerez cautivó a los aficionados, convirtiendo la localidad andaluza en lugar de peregrinación para los aficionados al motor. Jerez es una de las sedes permanentes más arraigadas en el calendario. Desde 1987, es cita fija. En 1992 se realizó la primera gran remodelación del circuito, desapareciendo la chicane original y creando una curva parabólica que enlaza con la segunda recta del trazado de igual longitud que la principal pasando el trazado a contar con la longitud actual de 4.423 metros. “También se construye en el interior de las instalaciones una pista de motocross que alberga los mundiales de 125 y 250 cc, así como el Trofeo de las Naciones”, señala el Circuito en su página web.
“En 1994 un cúmulo de circunstancias, entre ellas, la muerte del malogrado piloto de Fórmula Uno, Ayrton Senna en Imola unida a la excesiva velocidad de paso por las curvas enlazadas de Criville y Ferrari para los monoplazas de F-1, hacen necesario construir una nueva chicane en ese punto en pos de la seguridad de los pilotos creándose la actual chicane Ayrton Senna usada en la actualidad en todas las pruebas y entrenamientos automovilísticos, mientras las motos siguen usando el trazado estándar de 4.423 metros”, explica el Circuito.
En 1997, Jerez vuelve a ser sede de un Gran Premio de Fórmula Uno, el Gran Premio de Europa, última prueba puntuable de la temporada, con Michael Schumacher y Jacques Villeneuve jugándose el campeonato. Una maniobra del alemán le dejó sin puntos. En la primavera de ese año, Crivillé ganó el primer título de 500 cc. al histórico Doohan, recibiendo el trofeo de manos del Rey Juan Carlos. Valentino Rossi es otro histórico del circuito al igual que los españoles Jorge Lorenzo y Marc Márquez.

La suspensión del Mundial de Superbike, programado para finales de marzo en Jerez, supuso que 3.000 personas sólo de las escuderías no llegaran a la localidad. Se esperaban 10.000 aficionados.

Otro de los sueños del circuito de Jerez es dar el salto a la F1. El coronavirus también ha dejado en el paddock este sueño. Jerez ya acogió siete GP entre 1986 y 1997. El canon, para tres años, con la Junta como parte implicada en el pago, no sería menos de 75 millones de euros. También se calculó una inversión de otros 15 millones por año y otros cinco millones para adaptar el circuito a la F1. En total, unos 125 millones de euros que generan un impacto mínimo de 150 millones por temporada -cálculos antes de la pandemia-, con una audiencia global de más de 500 millones de espectadores.