Detienen a dos hombres por exhibicionismo en Almería

El más joven, de 28 años, está acusado de masturbarse ante unas menores y el otro por pasear desnudo por la Rambla

La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 28 años y a otro de 55 acusados de un delito de exhibicionismo. Uno de ellos trató de masturbarse delante de unas niñas pequeñas en el barrio de El Alquián mientras que el otro paseaba desnudo por la Rambla Federico García Lorca de la capital y trató de agredir a unas viandantes.

Según informa la Comisaría en una nota, fue el pasado 11 de julio cuando una llamada alertaba de que un varón había procedido "de manera obscena y libidinosa" delante de dos niñas menores de edad en El Alquián.

El hombre, que consiguió huir de la zona, fue identificado por las perjudicadas, por lo que se diseñó un dispositivo de control y vigilancia en el barrio y sus proximidades con lo que, a los dos días, se recibió un nuevo aviso en el que dos mujeres de 16 y 17 años indicaban que un hombre les había mostrado los genitales tras perseguirlas. La actitud violenta del segundo detenido, obligó a que las victimas se tuviesen que refugiar en un bar cercano

Los agentes lograron detener al sospechoso, de 28 años, quien “lejos asumir los hechos, empleó resistencia activa ante su detención”. Realizadas las comprobaciones necesarias, los agentes encontraron una orden de alejamiento vigente por hechos similares cometidos en la ciudad de Málaga, que le prohibía al arrestado acercarse a más de 500 metros de otras dos menores.

La segunda detención tuvo lugar el 14 de julio en la rambla Federico García Lorca, en esta ocasión, un hombre de 55 años que transitaba desnudo y que, según la investigación, trató de agredir a dos mujeres cuando una de ellas "comenzó a grabar los hechos con su teléfono móvil, al tiempo que le recriminaba que depusiera su actitud".

Las dos mujeres, que se encontraban de vacaciones en la ciudad, acudieron a refugiarse a un establecimiento de restauración próximo, ante el estado hostil que presentaba el exhibicionista. La celeridad con la que acudieron los agentes una vez recibieron el aviso, propició la detención del mismo, cuando trataba de huir del lugar para evitar ser apresado.

La Policía ha recordado que el Código Penal vigente castiga con una pena de hasta un año de prisión, a la persona que ejecutare actos de exhibición obscena ante menores de edad o incapaces.