“El confinamiento no ha sido una fuente de inspiración para nada”

El grupo Califato 3/4 analiza cómo está afectando la pandemia a la industria musical

Para describir a un grupo se suele echar mano de reminiscencias de otros o de estilos parecidos. En este caso se podría decir que las influencias de Califato ¾ son todas y no es una exageración. Hay ecos de punk, de rock, de psicodelia, en sus canciones se escucha (literalmente) al Torta de Jerez y al Beni de Cádiz, ritmos electrónicos que aparecen de la nada, bandas de semana santa, rimas de hip hop. Y todo al trasluz del paisaje de Andalucía. Pero los conciertos cesaron durante mucho tiempo y ese golpe es duro en una industria de la música que vive del directo. Hoy afortunadamente vuelven a tocar en Sevilla. Todo esto lo cuenta Curro, vocalista, guitarrista y compositor de este grupo de malagueños y sevillanos.

A vosotros todo esto de la pandemia y el confinamiento os pilló en plena presentación de vuestro disco Puerta de la Cânne…

Sí, nos pilló justo cuando íbamos a empezar la gira. Habíamos hecho solo los cuatro primeros conciertos: la presentación en Sevilla que fueron tres días y otro en el emac. Fest de Burriana (Castellón). Teníamos unos treinta o por ahí cerrados y se fueron todos al garete.

Hace tiempo que quedó atrás lo de vender miles de discos y que los músicos pudieran vivir de ello ¿qué hace un grupo si no puede dar conciertos?

Uf pues pasarlo malamente, la verdad. Pero bueno, nosotros teníamos algo de dinerillo ahorrado y de un par de curros de publicidad y gracias a eso hemos podido subsistir estos meses. Y bueno, ahora han empezado otra vez tímidamente los conciertos y festivales, aunque con unas condiciones que no son las ideales tanto económicas como musicales y de producción. Pero ahí estamos ajustándonos y haciendo lo que podemos, no queda otra. Como todo el mundo, supongo.

¿El confinamiento ha sido un momento de inspiración para vosotros?

Para nada. Yo creo que la gente estaba súper bloqueada en el confinamiento. Nosotros hemos hecho un par de colaboraciones pero nos ha costado la vida. La verdad es que nuestra forma de componer es juntarnos todos y pegarnos un ambientazo y a ver lo que sale y no lo hemos podido hacer. Hemos trabajado mandando pistas pero no es la manera. Además estábamos con el bajón de la situación que no sabes cómo va a salir y no estábamos muy motivados, no ha sido una fuente de inspiración para nada.

Vosotros componéis a lo flamenco, montando una fiesta.

Sí, así es como nos gusta hacerlo. Así hemos hecho los dos discos que tenemos y el último, que va a salir a finales de año o a principios del que viene. Nos hemos alquilado una casa en Ronda cinco días y nos hemos venido con el disco.

Si pudieras elegir un artista con el que pasar el confinamiento ¿con quién sería?

¿Un artista con el que pasar el confinamiento? Que va, yo paso de pasar el confinamiento con un músico. Yo con mi parienta del carajo. Ya la he tenido con ella, imagina con un músico tirándose pedos y bebiéndose mi cerveza (ríe). Paso.

En vuestra música hay una mezcla de influencias casi inagotable ¿Vosotros os sentís españoles, andaluces o andalusíes?

Bueno eso cada uno que se defina como quiera, yo qué sé. Yo me siento andaluz, un chaval andaluz, es con lo que más me identifico. Luego mi carnet de identidad dice que soy español, seguramente lo sea también. Luego los andalusíes es algo muy antiguo, es una influencia.

¿Alfonso X o Al Mutamid?

Hombre nosotros somos de Al Mutamid, está claro. Esa es fácil.

¿Estamos en una época de esplendor en Andalucía?

No lo estamos. Para buscar una época mejor nos tenemos que ir unos cuantos siglos para atrás me parece a mí.

¿Y por qué Al Ándalus?

Yo creo que sobre todo por el tema de la mezcla de culturas y de valorarlo, es de las cosas más importantes que se ha perdido, la identidad cultural. Creo que es algo que se ha perdido en los últimos años y lo reivindicamos como grupo y de forma personal. Esa mezcla de culturas que ha habido siempre en Andalucía hay que reivindicarla como bien cultural.

¿Hay pureza en el mestizaje?

Hombre por supuesto, el mestizaje es lo más puro que hay aunque parezca una contradicción. Y más en nuestro caso que nos hemos criado con eso, la mezcla del folclore y la música de mil tipos: el punk, la electrónica…Nosotros todo eso lo hemos escuchado desde chicos en un batiburrillo todo junto y lógicamente para nosotros lo puro es eso: filtrar todas esas influencias que hemos tenido y sacarlas para fuera. Para nosotros la pureza es eso, para otros será otra cosa.

Ahora que está de moda tirar estatuas ¿habría que ponerle alguna a alguien?

Pues a Chiquito (de la Calzada) no sé si le han puesto alguna estatua. Creo que le han puesto una placita pero habría que ponerle una estatua bien grande. Es el primero que se me viene a la cabeza.

¿Van a desparecer muchos grupos con la pandemia?

Pues claro. Si los grupos la mayoría viven como pueden, con esto más. Claro que también dices: voy a buscar trabajo pero luego no hay y vuelves a la música. Si la alternativa de encontrar un trabajo fuera tan sencilla mucha gente se cambiaría de tercio pero tampoco veo que sea una salida viable para la mayoría de la gente.

¿Habéis recibido ayudas del gobierno?

Poca cosa la verdad. El que estaba como autónomo ha pillado algo pero poco. En el sector de la cultura ya se sabe que está la cosa regular.

En una de vuestras canciones se oye decir: “no te digo te lo dije porque eres gilipollas” ¿Hay algún gilipollas al que haya que decirle te lo dije?

Es que decir te lo dije es de gilipollas (ríe). Es una cosa que no nos gusta decir, la verdad. Cada uno ya sabe cuándo ha metido la gamba y cuándo la ha cagado así que cada uno cargue con lo suyo.

¿Qué es lo mejor que sacáis de todo esto?

Pues mucha gente nos ha dicho que le hemos acompañado en el confinamiento y que les hemos ayudado a pasarlo mejor. Nos ha escrito muchísima gente por redes, nos ha sorprendido muchísimo. Algo habrá de verdad supongo, para nosotros es una alegría muy grande.