La Junta no prevé tomar medidas excepcionales frente a la pandemia como las de Madrid

El consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, asegura que la situación está “controlada” e insiste en que la comunidad cuenta “con los recursos” para afrontar la situación

El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, ha señalado este lunes que en Andalucía no se prevé tomar medidas excepcionales como las adoptadas por la comunidad de Madrid frente a la pandemia, incidiendo en que la situación “es de control” en la comunidad andaluza, que es la cuarta de España con menor incidencia de contagios por cada 100.000 habitantes.

Bendodo, que ha participado en un desayuno informativo organizado por ‘Ideal’, ha hecho hincapié en que si bien hay contagios “no existe la presión hospitalaria de la primera ola de marzo”, incidiendo en que la sociedad andaluza está actuando “con responsabilidad, el sistema sanitario está haciendo un gran esfuerzo y sus profesionales están preparados y cuentan con los recursos” para afrontar la situación.

Ha mantenido así que el control de los brotes se está “haciendo bien” al haberse anticipado el Gobierno andaluz a los distintos escenarios. También en lo relativo a las residencias, donde se han tomado las medidas oportunas y más del 90 por ciento está libre de coronavirus.

Junto ha ello ha recalcado que en Andalucía está “absolutamente garantizado el suministro de equipos de protección (EPI)” y del resto de material frente al Covid-19, como mascarillas y geles, que en el 95 por ciento de los casos están hechos en esta comunidad. También ha indicado que la Atención Primaria está comenzando a volver a la normalidad tras las vacaciones, aunque sea una nueva normalidad de atención telemática o telefónica cuando la situación lo aconseje para evitar desplazamientos y el riesgo de contagios.

Sobre la reunión mantenida este lunes entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha advertido de que en esta situación hace falta “altura de miras” y ningún político se puede “permitir el lujo” de intentar “erosionar al rival” a costa de la pandemia, instando en este sentido al Ejecutivo central a “ayudar” en la gestión de la pandemia en vez de intentar “desgastar”.