La facturación del juego en Andalucía se hunde un 48 por ciento

Los ingresos de este sector en nueve meses han sido similares a los obtenidos en el primer mes y medio de 2019

La facturación del sector del juego de entretenimiento, en salones, apuestas y máquinas B en hostelería en Andalucía se hundió un 48,4 % en los nueve primeros meses de 2020 en relación al mismo período del año anterior al sumar 298,7 millones, según la federación Anmare.

Este desplome se debió a las restricciones impuestas durante la pandemia, ya que durante el confinamiento se mantuvo a cero y, a partir de junio, remontó lentamente hasta situarse en septiembre entre el 60 % y el 65 % del mismo mes de 2019.

Los ingresos de este sector en nueve meses fueron similares a los obtenidos en el primer mes y medio de 2019, según esta asociación patronal, que recuerda que la mayoría de los salones de juego y operadores de máquinas en hostelería ha vuelto a la actividad.

El sector del juego da empleo a 8.803 personas en Andalucía y la participación de los propietarios de bares en el rendimiento de las máquinas en hostelería equivale al coste laboral de 3.953 empleados en estos bares.

De los 298,7 millones de facturación, 113,9 se destinaron a la Junta a través del impuesto especial sobre el juego, el 38,1% de las cantidades jugadas, según esta asociación, que destaca que este sector contribuye sostener el coste laboral de 3.953 empleos en la hostelería (al repartir los ingresos de las máquinas B instaladas en los bares entre sus propietarios y las empresas operadoras de las máquinas).

Según Anmare, el juego es uno de los sectores que sufre las crisis con más intensidad ya que es un gasto prescindible y, así, su descenso es mayor que el de otros sectores: ventas de cerveza en hostelería (-37 % entre enero y agosto), la moda (-30,2 %) y la venta de coches nuevos (-38,2 % hasta el 30 de septiembre).

Como en la salida de todas las crisis, el sector del juego se recupera más lentamente que el resto de los consumos, augura esta asociación de máquinas recreativas, salones y ocio.