Incorporan al Museo Íbero de Jaén 8.500 piezas de la colección Marsal

La consejera Del Pozo asegura que la Junta apuesta por convertir al centro en “la mayor referencia internacional para el estudio y el conocimiento de este antiguo pueblo”

La Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía ha incorporado a la colección del Museo Íbero de Jaén un total de 8.574 piezas procedentes del Fondo Arqueológico Ricardo Marsal Monzón. Entre las piezas más destacadas de la colección están los relieves de caballos de época íbera, originarios probablemente de un santuario de Luque (Córdoba), esculturas procedentes de Úbeda la Vieja y, muy especialmente, un lote de instrumentos agrícolas íberos de Giribaile (Vilches, Jaén) de gran importancia, ya que son escasas las herramientas de hierro localizadas en yacimientos íberos.

Estas piezas ahora serán estudiadas y revisadas para determinar su estado de conservación y su incorporación a la exposición permanente prevista, según han explicado en un comunicado desde la Consejería de Cultura.

La consejera Patricia del Pozo ha señalado que “la ubicación de los fondos de la colección Marsal en el Museo Íbero de Jaén forma parte de la apuesta del Gobierno andaluz por convertir el centro jiennense, inaugurado en 2017 sin colección permanente tras una inversión de 27 millones, en la mayor referencia internacional para el estudio y el conocimiento de este antiguo pueblo”.

Con la incorporación del legado Marsal, el Museo Íbero de Jaén podrá ofrecer a los visitantes un recorrido por las necrópolis del Bajo Guadalquivir, planteándose una próxima muestra en 2021 en torno a los santuarios territoriales, con una especial atención a los exvotos de bronce ibéricos, algunos de ellos procedentes de los yacimientos jiennense de Cástulo (Linares) y Turruñuelos (Úbeda).

El Fondo Arqueológico Ricardo Marsal Monzón, donado en 2005 a la Junta de Andalucía, está formado por un total de 108.670 bienes agrupados en 98.609 registros, monedas en su mayoría, pero también un número significativo de piezas características de contextos funerarios, procedentes de compras a particulares. Las provincias más representadas en el conjunto son Sevilla, Córdoba y Jaén.