La familia de García Caparrós lamenta la “dejadez” con las víctimas de la Transición

Las hermanas del joven fallecido en la manifestación del 4D de 1977 señalan que hace más de dos años solicitaron a Pedro Sánchez una reunión

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez abandona el hemiciclo durante la sesión de control al EjecutivoEmilio NaranjoEFE

La familia de Manuel José García Caparrós, el joven fallecido el 4 de diciembre de 1977 por disparos de la policía durante una manifestación por la autonomía andaluza en Málaga, ha lamentado este viernes la “dejadez” de las administraciones con las víctimas de la Transición.

En un comunicado, las hermanas del joven señalan que hace más de dos años solicitaron al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, una reunión para hablar de su caso y el de otras víctimas de la transición y, aunque recibieron respuesta de que se iba a tener en cuenta la solicitud, “sigue pasando el tiempo y no hay ningún tipo de interés ni acercamiento”.

Explican que una de las cuestiones que querían tratar con el presidente era la desclasificación de los documentos de la Comisión de Encuesta de enero de 1978, que “aún hoy siguen sin ser públicos a familiares, investigadores y juristas”.

A este respecto, indican que el que negó el acceso a la comisión fue el Gobierno del PP, pero después el Ejecutivo del PSOE y recientemente el de PSOE y Unidas Podemos “ni se acordaron de esta petición ni han pensado en la esperanza” que personas como ellas han depositado en un gobierno diferente.

“Es triste que te digan siempre que nuestros muertos son los que hicieron posible la democracia, cuando ves que la democracia se ha olvidado de ellos”, han indicado.

En Andalucía, hace apenas una semana se ha denegado a la Asociación García Caparrós una subvención para realizar un material didáctico para centros educativos, con el fin de que los estudiantes “tengan acceso a la verdad, de cómo la policía franquista y la ultraderecha mató a muchos jóvenes andaluces en la época de la transición de la dictadura a la democracia”.

Las hermanas de García Caparrós lamentan que el presidente de la Junta, Juanma Moreno, no se reuniera con ellas, pese a que se lo pidieron públicamente el 4 de diciembre del pasado año, y que ahora “por una cuestión técnica, de solución fácil”, se haya rechazado la subvención para elaborar este material.

“No nos van a callar, no vamos a parar, hasta que el Estado haga sus deberes con la verdad, justicia y reparación de las víctimas de la transición”, aseguran, y avisan de que seguirán pidiendo “transparencia” en la historia y “compromiso político” para que los familiares asesinados no caigan en el olvido.

Por ello, han anunciado que a partir del 4-D comenzarán una campaña de financiación colectiva y elaborarán un material didáctico para que todo el mundo lo pueda descargar y usar en sus casas y aulas de forma telemática y presencial.

Ante la próxima conmemoración del 4 de diciembre, recuerdan que la familia García Caparrós ha acudido durante décadas a la esquina de la Alameda de Colón de Málaga donde Manuel José fue asesinado pero este año debido a la pandemia se celebrará un 4-D sin concentración en ese lugar.