La Agencia Tributaria decomisa 4.500 kilos de hachís en una operación aeronaval desarrollada en Alborán

Se encontraron hasta 10 narcolanchas dispuestas para una estrategia de alijo diseminado por la costa

Thumbnail

Funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria han aprehendido un total de 4.500 kilos de hachís en el marco de una operación aeronaval desarrollada al sur de la isla de Alborán, donde se encontraban hasta diez narcolanchas dispuestas para una estrategia de alijo diseminado por la costa española. Dentro de las actuaciones de control de las rutas marítimas que realiza la Agencia Tributaria a través de Vigilancia Aduanera, se detectó en la madrugada del pasado jueves una agrupación de embarcaciones, algunas de las cuales estaban cargadas de fardos de los utilizados normalmente para el tráfico de hachís y con personas a bordo.

Según ha informado Vigilancia Aduanera hoy, se estableció un operativo aeronaval para impedir la introducción de mercancías ilícitas en nuestro país, disponiendo la acción de un patrullero y un helicóptero con base en Almería.

Al detectar la llegada del patrullero, las narcolanchas iniciaron una huida apresurada, produciéndose choques entre ellas, con caída de varios tripulantes al agua que fueron rescatados inmediatamente por otras embarcaciones.

En la actuación se consiguió abordar dos de las embarcaciones semirrígidas, cuyos miembros saltaron a otras más rápidas huyendo de los funcionarios de Vigilancia Aduanera.

Tanto la sustancia estupefaciente como las embarcaciones han sido trasladadas a la base marítima de Vigilancia Aduanera de Almería para continuar con la práctica de diligencias.

Una vez efectuado la inspección ocular, el recuento arrojó la cantidad de 149 fardos de los habitualmente utilizados para el transporte ilícito de hachís, con un peso aproximado de 4.500 kilos, procediéndose a la apertura de una investigación para poner a disposición judicial a los responsables del alijo frustrado. Todas las actuaciones, junto las embarcaciones y mercancías aprehendidas, se encuentran ya a disposición del juzgado de Instrucción número 5 de Almería.

Concentración de embarcaciones

Según ha indicado Vigilancia Aduanera, la presión ejercida en la zona del Estrecho y las medidas de control introducidas por el Real Decreto Ley 16/2018 contra las narcolanchas, han llevado a las organizaciones narcotraficantes a evitar que se vean en territorio español las grandes semirrígidas no registradas y a modificar sus estrategias de introducción de estupefacientes.

Los informes de inteligencia de Aduanas han corroborado ese cambio, detectándose concentraciones de embarcaciones narcotraficantes en la mar, que en operaciones coordinadas intentan introducir droga de forma simultánea y masiva, con el fin de intentar desbordar a las fuerzas encargadas de su control.

Para luchar contra la introducción de estas mercancías ilícitas, la Aduana española ha establecido un plan de vigilancia de los espacios marítimos basado en la labor de inteligencia, combinada con una explotación oportuna y coordinada con los organismos nacionales e internacionales encargados también del control de estupefacientes.