La ex pareja del Melillero rompe su silencio y apoya la prisión permanente

La joven, que fue rociada con ácido, denuncia que «estos individuos jamás se reinsertan»

La ex pareja del Melillero
La ex pareja del MelilleroCEDIDA A PRENSA CEDIDA A PRENSA

La ex pareja de José Arcadio D. N., alias el Melillero y supuesto autor del ataque con ácido a su ex novia y otra mujer en enero, rompió su silencio con motivo del 25N, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, y se mostró partidaria de la prisión permanente revisable para estos delitos. Sandra, que hasta ahora ha permanecido en silencio e intentado recuperarse de las gravísimas heridas que sufrió, envió un comunicado en el que pide a los políticos: «Dejad de mirar hacia otro lado y empezad a pensar más en nosotras, las mujeres».

«Quiero pediros que adecuéis las leyes a los hechos, y que penséis que estos individuos jamás se reinsertan en la sociedad. Creéis que sí, y cuando vuelve a ocurrir intentáis justificar lo sucedido, pero en realidad cada nueva oportunidad que dais a los agresores es una oportunidad que le quitáis a otra mujer, y los datos de reincidencia lo confirman», lamentó.

Esta joven mujer víctima de violencia machista es partidaria de la prisión permanente revisable para este tipo de delitos, «ya que los agresores atentan contra la dignidad y los derechos de las mujeres solo por ser mujeres. Quiero sentir que mi país me valora, me protege y me cuida frente a esta lacra».

También reclamó a los políticos más inversión en educación, «la herramienta más eficaz para eliminar los estereotipos y sesgos de género en las generaciones futuras».

Sandra también quiso dirigirse a las mujeres y subrayó que «cada una de nosotras somos únicas, especiales e irreemplazables. Hemos demostrado que juntas somos más fuertes. Unamos nuestras fuerzas, hoy y todos los días, y seamos un gran ejército en la lucha por nuestros derechos. Os quiero libres y vivas».

Además, mandó un mensaje a las mujeres que están pasando una situación de violencia: «Sé que es difícil, que el pánico nubla la mente y no nos permite ver con claridad. Quiero que te aferres a tu niña interior y no permitas que nadie vulnere tus valores».