Sevilla reconoce el apoyo del Ejército en la lucha contra la Covid, Filomena y Kabul

El general jefe de la Fuerza Terrestre destaca el despliegue de cerca de 2.400 rastreadores militares

Acto de la Pascua Militar en Sevilla
Acto de la Pascua Militar en Sevilla FOTO: FUERZA TERRESTRE FUERZA TERRESTRE

El Cuartel General de la Fuerza Terrestre, ubicado en Sevilla, ha acogido este jueves la tradicional ceremonia de la Pascua Militar, presidida por el general jefe de la Fuerza Terrestre, el teniente general José Rodríguez García; como representante institucional de las Fuerzas Armadas en la provincia de Sevilla, y a la que han asistido diversas personalidades civiles en representación de las instituciones.

En su discurso, Rodríguez García ha recordado que las Fuerzas Armadas han finalizado un año 2021 “todavía duro y difícil en el que la situación de la pandemia no ha permitido disfrutar de la plena normalidad de tiempos atrás”, rememorando la Operación Balmis iniciada en 2020 por las Fuerzas Armadas para apoyar la lucha contra la pandemia y la posterior Operación Baluarte, heredera de la primera, para apoyar a los efectivos sanitarios en toda España en áreas de vigilancia epidemiológica y rastreo.

Así, ha destacado el despliegue de cerca de 2.400 rastreadores militares, la mayoría conducidos desde el Cuartel General de Sevilla como Mando Componente Terrestre, que han realizado ya más de 6,5 millones de contactos; así como más de 800 acciones de desinfección; transportes de vacunas por vía aérea y terrestre y el despliegue de 150 equipos móviles de vacunación para ayudar en la administración de las dosis, entre otros aspectos.

También ha destacado el papel de las Fuerzas Armadas a la hora de hacer frente a la tormenta Filomena, que a comienzos de 2021 castigó el país con crudas adversidades meteorológicas. “Donde no cabía una máquina pesada de ingenieros siempre hubo dispuesto un binomio con pico y pala”, ha enfatizado.

Además, ha rememorado el despliegue militar promovido para la evacuación de colaboradores afganos en Kabul ante la implantación del régimen talibán, en el que jugaron un papel especial los aviones de transporte militar A-400M, ensamblados precisamente en Sevilla.

Especialmente, el general jefe de la Fuerza Terrestre ha mencionado a los efectivos desplazados en el extranjero en misiones de cooperación internacional, exponiendo que los militares son “componentes de una organización capaz de adaptarse a las necesidades de cada momento, con hombres y mujeres formados en valores: disciplina, lealtad, espíritu de sacrificio y amor a la Patria”.

Así, ha defendido el compromiso de las Fuerzas Armadas para “abordar el futuro unidos y con determinación, con el firme compromiso de servicio a la sociedad de la que formamos parte, capaces de superar cualquier dificultad”, exponiendo que si bien median “coyunturas económicas complicadas”, las Fuerzas Armadas aspiran a “disponer de los mejores medios para dar siempre lo mejor de al servicio de la sociedad” española.