Respaldo mayoritario a la gestión de la pandemia en Andalucía

El 54,6% de los andaluces considera que las decisiones del Gobierno de Moreno para frenar el Covid son acertadas

 Inauguración de  la escultura-homenaje a los trabajadores de la sanidad en Andalucía y de todos los sectores esenciales por su entrega y sacrificio durante la pandemia de covid-19
El presidente de la Junta, Juanma Moreno, observa la escultura-homenaje a los trabajadores de la sanidad en Andalucía. Álex Cámara / Europa Press FOTO: Álex Cámara Europa Press

L os andaluces respaldan de forma mayoritaria la gestión de la pandemia que está llevando a cabo la Junta de Andalucía. Pese a las sucesivas oleadas y las decisiones más o menos impopulares que tuvo que tomar el Gobierno andaluz para frenar el avance del coronavirus, como la limitación de horarios y aforos en la hostelería y el comercio o los cierres perimetrales, un 54,6% considera que las decisiones están siendo acertadas, según la encuesta de NC Report para LA RAZÓN. Este porcentaje contrasta con el 35,1% que considera que la gestión es errónea y un 10,3% que no se pronuncia al respecto.

En todos los tramos de edad se aprueba la gestión de la pandemia del Gobierno andaluz, especialmente los mayores de 55 años con un 66,7%. En los mayores de 35 años el porcentaje se sitúa en el 55,6% y en los mayores de 18 casi se igualan la aprobación y el suspenso.

Sin embargo, si se analizan los principales problemas que preocupan a los andaluces, la pandemia no se sitúa en el primer lugar. Este puesto lo ocupa el paro. De hecho, un 48,3% considera que el desempleo es el principal problema de Andalucía, una comunidad que, a cierre del pasado mes de diciembre, concentraba 785.641 parados. Al 41,9% le preocupa la salud y, de lejos, con un 7,3%, la seguridad.

A los mayores de 18 años les preocupa fundamentalmente la salud, concretamente al 45,1%. A los mayores de 35 el desempleo –54,3%– y para los mayores de 55 la principal preocupación vuelve a ser la salud: 50,1%.

La encuesta sí muestra un claro descontento de la ciudadanía andaluza en relación a la sanidad pública. Precisamente, hoy comparece el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, para informar, a petición propio sobre el estado principalmente de la atención primaria y de la presión hospitalaria. El Gobierno de Juanma Moreno viene defendiendo que está haciendo un gran esfuerzo para paliar la situación heredada en la sanidad del anterior Ejecutivo, admitiendo que, de momento, no es suficiente. El rechazo a las cuentas andaluzas de 2022 por parte de PSOE-A, Unidas Podemos y Vox ha supuesto, asimismo, el freno a una inversión prevista de mil millones de euros en el ámbito sanitario, como se preveía en las cuentas. El Gobierno andaluz se ha visto obligado a prorrogar los anteriores Presupuestos el rechazo parlamentario. El crecimiento para Sanidad rechazado era del 10%.

Así las cosas, el 83,5% de los encuestados considera que existen problemas serios en la Sanidad, frente al 12,1% que no. Esta opinión coincide en todos los tramos de edad. Estos datos se extraen además en un momento especialmente complicado, con la atención primaria saturada por la avalancha de contagios de covid y una sustancial merma de profesionales de baja. Las denominadas «mareas blancas» y las plataformas de alcaldes están canalizando estas críticas, aunque el descontento partió de los anteriores gobiernos socialistas. Desde la Junta se rechaza el uso electoral que estaría haciendo la oposición de la presión asistencial. El consejero de Salud, Jesús Aguirre, acusó ayer mismo al líder del PSOE andaluz, Juan Espadas, de estar en campaña electoral con la movilización de alcaldes socialistas de varias provincias contra la gestión sanitaria de la Junta de Andalucía. En una entrevista en Canal Sur Radio, Aguirre señaló que frente a esta estrategia del PSOE él está en la gestión de la sexta ola del coronavirus, que «lleva aparejada más presión asistencial en atención primaria» porque hay mucha población infectada, pero no ve motivo para «movilizar a una marea de alcaldes en plena sexta ola». Todo ello, sin rechazar, como hizo el propio presidente andaluz en el discurso de fin de año que todavía el sobreesfuerzo en sanidad no es suficiente.

La encuesta también se interesa por la salida de la crisis de la pandemia. Actualmente, el Gobierno andaluz está criticando el reparto «arbitrario» que está haciendo el Ejecutivo de Pedro Sánchez de los denominados Fondos Next Generation de recuperación. Un dinero que proviene de la UE pero que los andaluces, mayoritariamente, parecen desconocer. Según la encuesta, un 62,3% no sabe lo que son los Fondos Next Generation, frente a un 17,8% que sí. El grupo de edad donde existe un mayor desconocimiento es el de los mayores de 18 años, concretamente un 64,8%.

La inmigración es un problema latente que afecta no solo a Andalucía. La comunidad autónoma es puerta de entrada para muchas personas, fundamentalmente del continente africano, que buscan un futuro mejor, aunque la mayoría no se quedan aquí y persiguen mejores oportunidades en otros países como Francia o Alemania. Sin embargo, la llegada de pateras a las costas andaluzas es un fenómeno que no cesa, con consecuencias humanitarias.

La encuesta refleja que para un 43,4% de los andaluces la inmigración es un problema, frente al 35,2% que cree que es una oportunidad. Los mayores de 18 años es el grupo de edad mayoritario que considera que es un problema para Andalucía, concretamente un 53,5%. Finalmente, el 47,2% es optimista ante el futuro de los andaluces frente al 41,4% que no lo es.

La encuesta, con un margen de error del 3,17%, se ha realizado a mil censados en la comunidad andaluza entre el 14 y el 19 de enero, siendo el 48,7% hombres y el 51,3%, mujeres.