Feijóo apuesta por el criterio demográfico para la mejora de la financiación autonómica

«Andalucía demuestra que la España autonómica es una herramienta útil», defiende el líder popular

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, defendió la necesidad de un acuerdo para la financiación autonómica abogando por el criterio de población. En un acto con empresarios en Sevilla, en el marco de la precampaña de las andaluzas, Feijóo arropó a Juanma Moreno: «Andalucía puede ser lo que quiera si mantiene la centralidad política», defendió. «Andalucía demuestra que la España autonómica es una herramienta útil. Porque Andalucía ha demostrado esta legislatura cómo se puede logra el éxito, que hubiera pasado si Andalucía hubiera sido un factor de inestabilidad social, económica y política», señaló el líder popular.

Feijóo alertó de que Pedro Sánchez está endeudando a los españoles en 200 millones de euros al día. El líder popular denunció que la deuda pública ha aumentado en 300.000 millones desde que gobierna el PSOE y señaló que España va camino de alcanzar los 1,5 billones. Feijóo reclamó un acuerdo de financiación autonómica, «necesario y posible», fruto del diálogo entre todas las partes, basado en el coste efectivo de los servicios públicos para las personas «y no en territorios, que es lo mismo que financiar aliados del Gobierno». «Aquí no se financian territorios, se financian personas, los gastos sanitarios, educativos y sociales de las personas. Por lo tanto, financiemos los servicios para las personas, porque son la base del sistema», defendió el presidente popular.

Por otro lado, Feijóo aseguró que el PP actuará con lealtad al Estado, la Nación y los ciudadanos, y «eso los españoles lo reflejarán en las urnas». «Ser oposición al Gobierno nunca debe confundirnos con ser desleales con el Estado», indicó el dirigente gallego. Feijóo puso a Moreno como modelo político», resaltando «el autonomismo de Estado que ha practicado Juanma Moreno y su Gobierno, que han sido absolutamente útiles a Andalucía y por tanto a España». También puso a la Andalucía de Moreno como ejemplo de alternativa económica a la política de Sánchez que tiene el PP en el conjunto de España. «Una alternativa de rigor, seriedad», apuntó Feijóo, quien recordó que «esta comunidad no estaba condenada a ser de izquierdas, como algunos defendían».

Asimismo, Feijóo exigió a Pedro Sánchez que cambie el rumbo de su política económica ante los «datos inquietantes» que sitúan a España con la mayor tasa de paro de Europa, con la mayor subida de precios de todas las economías desarrolladas, con un déficit estructural que se ha duplicado y una deuda que alcanza el 120% del PIB». Feijóo reclamó que «algo habrá que hacer», cuando «en España hay 60.000 empresas menos cotizando; hay familias y empresas ahogadas por los precios». El popular indicó que «se arrastra un problema de productividad estructural» y recordó que España «es el país donde más cayeron las exportaciones y donde los Fondos Next Generation sólo han llegado al 0,2% del total de las empresas».

«El problema es que a nivel nacional no se está haciendo lo que se debería. Las decisiones del actual Gobierno se formulan, se negocian y se pactan para aguantar en el poder», censuró. El presidente del PP abogó por una política impositiva moderada, que «no sólo no está reñida con la sostenibilidad del Estado del Bienestar, sino que lo fortalece», tal y como «ha sucedido en Andalucía, que ha pasado de ser una de las cuatro comunidades donde menos impuestos se pagan, sin que esto haya afectado a la prestación de servicios públicos».

Por otro lado, Feijóo lamentó que el Ejecutivo hiciera «caso omiso» al Plan en Defensa de las Familias del PP que remitió a La Moncloa. «Ni se quiso dialogar la bajada de impuestos, ni la mejora de los fondos europeos ni las reformas estructurales», sentenció.

Según el líder popular, la economía española no sólo está lastrada por las secuelas de la recesión del 2008, la pandemia o la guerra en Ucrania, sino también «un Gobierno doblemente cautivo para adoptar decisiones». «Cautivo de sus socios, aliados y sus dogmas», añadió. «El Gobierno elude lo importante y se refugia en lo superfluo y tiene un enorme síntoma de agotamiento», concluyó el presidente nacional del PP.