Alumnos aprenden lucha israelí para defenderse de la violencia de género

El objetivo del “Krav Maga” es aprender técnicas útiles y rápidas para salir de una situación peligrosa.

El instructor nacional de Krav Maga, Alejandro J. Santos, este viernes durante uno de los dos talleres de autoprotección dirigido al alumnado y personal del Instituto de Enseñanza Secundaria La Rosaleda que se organiza por el Día Internacional contra la Violencia de Género
El instructor nacional de Krav Maga, Alejandro J. Santos, este viernes durante uno de los dos talleres de autoprotección dirigido al alumnado y personal del Instituto de Enseñanza Secundaria La Rosaleda que se organiza por el Día Internacional contra la Violencia de Género FOTO: Carlos Diaz Martin EFE

Un instituto de Málaga enseña a sus alumnos y al personal docente Krav Maga, un sistema de lucha israelí de defensa personal y combate cuerpo a cuerpo que pretende mostrarles cómo actuar ante la violencia de género.

Según ha explicado a EFE Alejandro J. Santos, el instructor de los dos talleres que se están llevando a cabo en el IES La Rosaleda con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, el objetivo del Krav Maga es aprender técnicas útiles y rápidas para salir de una situación peligrosa.”

A veces no podemos evitar de manera pacífica la violencia, así que lo que hacemos es dar a los alumnos y alumnas una serie de herramientas simples de ejecutar para que las mujeres se puedan defender en situaciones que son muy comunes en la calle”, ha comentado.El instructor ha indicado que, a pesar de que el curso está enfocado a las mujeres, es “importante” tener en cuenta que la culpa no es de ellos, sino de los padres que no han educado correctamente a sus hijos en el respeto, de quien se cree superior y con el derecho de abusar de las mujeres o de las “personas cobardes” que se escudan en el grupo para hacer agresiones que, de otra manera, no harían

.”Aunque el taller es para las mujeres, me gusta que haya chicos implicados. Primero porque hay que concienciarlos a ellos y, también, porque ellas se enfrentan a hombres más fuertes físicamente, por lo que está bien que practiquen con un compañero masculino”, ha dicho Santos, quien asegura que ha encontrado mucho apoyo por parte del personal docente y de la directiva del centro educativo.

El director del IES La Rosaleda, José David Triguero, ha señalado que esta actividad permite a los alumnos tomar conciencia de esta problemática y que, sumado con otras actividades que están llevando a cabo en el centro, como una exposición de fotografías o proyección de películas, permite abordar la violencia de género desde distintas perspectivas y que así, los adolescentes no cometan agresiones.

Por su parte, la responsable de igualdad del instituto, Rosa Lara, ha explicado que, aunque el foco no se debe poner en las mujeres, esta es “una actividad más” que suma y que, por tanto, es positivo que se lleve a cabo. Los cerca de 230 alumnos que participan en los talleres están aprendiendo a soltarse del agresor si les intenta estrangular, si les agarra del pelo o si les intenta agredir o golpear por cualquier frente.Alba, una alumna que ha participado en el curso, cuenta que ha aprendido algunas cosas “básicas” que le puede ocurrir cuando sale a la calle y dice creer que sus compañeros han tomado “algo de conciencia”.

Eduardo, otro estudiante del centro, explica que también les ha resultado útil a los chicos, porque según comenta, “igualmente” pueden sufrir una agresión.”Nos ha puesto varios casos prácticos de discotecas y me he dado cuenta de que, si no estás pendiente, es verdad que ves que realmente las agresiones pasan”, ha reconocido.