El Covid y la gripe ya son equiparables en Andalucía

El 2022 arrancó con la sexta ola del coronavirus en auge, pero ya es una afección respiratoria más

Una `persona se vacuna con la tercera dosis Covid y la vacuna de la gripe
Una `persona se vacuna con la tercera dosis Covid y la vacuna de la gripe FOTO: Eduardo Briones Europa Press

El Covid ya se ha convertido en un virus respiratorio más, a la altura de la bronquiolitis y la gripe gracias a la acción de las vacunas. No obstante, sigue provocando hospitalizaciones y muertes, sobre todo entre los mayores y resto de población vulnerable. En Andalucía, en un solo año se han notificado casi un millón de nuevos infectados y 3.400 defunciones asociadas al Covid. Ahora mismo preocupan las informaciones provenientes de China.

El 2022 arrancó con una tasa de incidencia desbocada, por encima de los 1.500 casos por cada 100.000 habitantes, debido a las celebraciones navideñas. Los ingresados superaban los 1.300 y el balance de fallecidos sumaba 11.516 desde que empezó la pandemia.

Pese a que la sexta ola estaba en auge, la Junta de Andalucía decidió no imponer restricciones como hizo en las navidades de 2020 porque, pese al aumento de contagios, la tasa hospitalaria se mantenía por debajo del 3%. La única medida de contención que instauró el presidente de la Junta, Juanma Moreno, fue el pasaporte Covid en hostelería y ocio nocturno porque, defendía, «es una herramienta fiable para contener la pandemia». Duró poco. Apenas dos meses después de su entrada en vigor, en febrero de 2022 la consejería de Salud decidió no prorrogarlo más porque la tendencia a la baja se consolidaba. Basta un ejemplo: si el 21 de enero, en el pico de la sexta ola, había de 1.400 casos de incidencia acumulada y 2.168 ingresados, el 26 de febrero ambas tasas bajaron hasta los 400 y 850 respectivamente.

Las buenas perspectivas en la evolución de la pandemia gracias a la acción de las vacunas avalaban un cambio en las reglas del juego. Por eso, el Ministerio de Sanidad decidió modificar el sistema de vigilancia del Covid una vez pasada la fase aguda. A partir del 28 de marzo, la sanidad pública limitó el rastreo de casos a grupos concretos: los test diagnósticos empezaron a estar reservados para los mayores de 60, inmunodeprimidos y embarazadas. Con este nuevo sistema, Andalucía reportó el 29 de marzo una incidencia de 321 casos por cada 100.000 habitantes mayores de 60. En el caso de los ingresados y los fallecidos, eso sí, la pauta era contabilizar a toda la población en general. Por entonces, había 587 personas ingresadas por Covid en los hospitales andaluces y el balance total de fallecidos ascendía a 13.171.

A las puertas de finalizar este año 2022, el Covid ya ha pasado a ser un virus respiratorio común. Los andaluces saben que la vacuna es la forma más efectiva de protegerse contra sus formas más graves y, por ello, ya se han suministrado más de 20 millones de dosis. Así, el 87% de las personas mayores de 11 años cuentan con al menos un pinchazo contra este coronavirus.

La alerta estas navidades ya no es tanto el Covid, sino la conjunción de éste con otros virus respiratorios graves como la gripe y la bronquiolitis. A nivel nacional, el porcentaje de infecciones respiratorias derivadas de gripe asciende al 19,1%; de virus respiratorio sincitial (VRS), un 15,5% y de Covid, un 12,8%. Esta «tripledemia» amenaza con llenar las urgencias en este periodo festivo de reuniones, compras y viajes.

Las tasas de circulación de estos virus no son insólitas, pero sí tempranas para estas fechas del año. No obstante, para los expertos médicos esto solo significa la vuelta a los escenarios prepandemia con la típica epidemia de los virus invernales.

No obstante, esta «tripledemia» están tensionando las consultas en Andalucía. De hecho, la tasa de hospitalización por infección respiratoria aguda se ha duplicado en apenas seis semanas en Andalucía. Según datos del último informe de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica la tasa de hospitalización por infección respiratoria aguda (bronquiolitis, gripe y covid) se sitúa en 24,6 casos por 100.000 habitantes en Andalucía, a fecha del 4 de diciembre, por encima de la media nacional (21,2).

Los datos apuntan a que el pico del Virus Respiratorio Sincitial causante de la bronquiolitis ya se ha alcanzado, mientras que el virus de la gripe ha comenzado a crecer su curva epidémica. La coincidencia, asimismo, con el ligero aumento del covid en estas fechas tiene un impacto directo en las consultas médicas.

En periodos previos a la pandemia del covid, la epidemia de la gripe solía comenzar coincidiendo con el descenso de las temperaturas alcanzando habitualmente el pico epidémico cada mes de enero. Los niños más pequeños, las personas de edad y los enfermos crónicos son considerados población frágil ante la gripe. De ahí, el llamamiento desesperado de la comunidad médica para que se vacunen. En Andalucía, de hecho, se ha aprobado por primera vez la vacuna de la gripe para los niños mayores de seis meses.

Ignacio Salamanca, coordinador del grupo de investigación del Instituto Hispalense de Pediatría, apunta a que ahora es un buen momento para que los grupos de riesgo, como los niños, reciban la vacuna contra la gripe: «Lo peor está por venir», advierte. Salamanca, que trabaja en red con otros grupos de investigación del país, explica que según la Universidad Cataluña el pico de contagios estaba previsto la semana del 21 de diciembre a Andalucía. «Los modelos matemáticos apuntan a que en Cataluña el pico se va a alcanzar en esta semana y en Andalucía una semanas después», dijo. La principal preocupación ahora desde la Consejería de Salud son las medidas para que los nuevos contagios de China no se extiendan en la comunidad.