Descubre la realidad sobre los tranquilizantes y somníferos

  • Descubre la realidad sobre los tranquilizantes y somníferos
Madrid.

Tiempo de lectura 5 min.

26 de noviembre de 2018. 15:11h

Comentada
larazon.es.  Madrid. 23/11/2018

La aparición de las benzodiacepinas (tranquilizantes y somníferos) se calificó en el mundo farmacológico como uno de los avances más grandes en el tratamiento de las alteraciones psíquicas. Con el paso de los años, se ha pasado de la prescripción adecuada a un descontrol y una incorrecta percepción para su uso. Gracias a empresas como Tavad, existe una fórmula para acabar con esta adicción en alto porcentaje de los casos.

¿Cómo es el tratamiento de benzodiacepinas?

El consumo prolongado de esta sustancia crea una dependencia en la persona que la toma, que implica además unos cambios en el cerebro. Cuando se suspende su consumo, se desencadena un síndrome de abstinencia igual que pasa con otras adicciones más conocidas y se prolonga durante varios meses.

El consumo de tranquilizantes se ha disparado en España en casi un 60% durante los últimos 12 años, cifra que son para de crecer día tras día. Se ha convertido en la medicación utilizada para la mayoría de los trastornos relacionados con la ansiedad, la depresión o incluso para trastornos del sueño.

Tan sorprendentes son estos números trasladados a la población, que se calcula que más de medio millón de mujeres consumen diariamente estas sustancias, llegando en la mayoría de los casos a crear una adicción y un malestar que las acompaña durante años, o incluso el resto de sus vidas.

Para combatir este hecho, la clínica de desintoxicación Tavad lleva a cabo los tratamientos contra la dependencia de las benzodiacepinas, usando la más avanzada farmacología y unas modernas técnicas de psicoterapia en las que se combaten las modificaciones neuronales originadas por su consumo prolongado.

La deshabituación de benzodiacepinas

El creador de este método para dejar los tranquilizantes es el Doctor Legarda, que explica la posibilidad de esta recuperación gracias a la neuroadaptación y la psicoterapia. De esta forma, a la vez que se realiza la desintoxicación se trabaja también la recuperación neuronal que facilita la deshabituación y la psicoterapia.

El tratamiento se inicia con la terapia al igual que actúan también otras adicciones como las de la cocaína, el alcohol o la heroína. Estas sustancias generan la ruptura de unas estructuras en el área orbitofrontal que hacen que las personas no puedan controlar las adicciones y tengan que consumirlas.

Lo que se consigue durante el tratamiento es la recuperación de dichas estructuras físicamente y la vuelta a su funcionamiento. Estos cambios se complementan por fármacos no adictivos, al igual que una escayola puede ayudar a un hueso roto a no volver a quebrarse. Con la psicoterapia posterior, el cerebro se adapta a las nuevas funcionalidades para normalizarlas y fijarlas impulsando dejar los tranquilizantes de manera definitiva.

Fases del tratamiento de desintoxicación de benzodiacepinas

El tratamiento de desintoxicación benzodiacepinas de la clínica Tavad tiene una duración de un año y se puede dividir en tres fases:

· Valoración Diagnóstica y Pre-tratamiento

Esta primera etapa tiene una duración de entre 2 y 6 semanas, dependiendo de los avances de cada persona. La función principal es la de preparar al paciente para los cambios que van a comenzar a ocurrir en la fase hospitalaria.

Comienza con una valoración tanto médica como psicológica que lleva unas 3 horas de duración aproximada, y en la que se estudian las diferentes patologías que pudieran existir. En esta fase, se establece el programa de retirada de los tranquilizantes, en la que se proporciona apoyo médico y psicológico continuado hasta el ingreso hospitalario.

· Desintoxicación y Neuroadaptación

En esta fase se procede a la hospitalización del paciente durante cinco días. Durante este tiempo se obtiene un cambio radical en positivo, ya que los indicadores de la enfermedad se normalizan. De este modo, se mejora el estado de ánimo y de las funciones intelectuales y emocionales.

En estos cinco días, el paciente se siente totalmente arropado por el equipo médico y psicológico que lo supervisarán y arroparán durante el proceso. Tendrá también un tratamiento farmacéutico y psicoterapéutico con el que, se le suprimirá la administración de benzodiacepinas desde el primer momento.

· Consolidación

El equipo médico va retirando paulatinamente la medicación no adictiva que se le proporciona al paciente al alta de los cinco días de hospitalización. Esta medicación evita la alteración de los cambios inducidos en la segunda fase en caso de cualquier alteración o estrés.

Esta retirada va acompañada de psicoterapia, que ayuda a afianzar los cambios y mejoras logradas durante las fases previas. Dichas sesiones comenzarán siendo semanales y se irá reduciendo su periodicidad conforme vayan pasando los meses hasta llegar al año de duración aproximada.

Josefina, un caso de éxito

El buen hacer y la dedicación de los profesionales del centro de desintoxicación Tavad deja un rastro de pacientes que dan un cambio radical en sus vidas. Estas personas, que malvivían por culpa de los efectos de los tranquilizantes, comienzan de nuevo a disfrutar de los placeres del día a día.

Uno de estos casos es el de Josefina, que llevaba más de 20 años de consumo de tranquilizantes a causa de una depresión. Su adicción le impedía llevar una vida normal como el resto de los mortales, hasta que realizó el tratamiento de desintoxicación de benzodiacepinas.

Josefina es una de las personas a las que el centro de desintoxicación Tavad ha cambiado la vida a mejor. Cuenta con sus propias palabras como tomaba varias pastillas al día para tratar la depresión y para poder conciliar el sueño.

Este tratamiento la tenía sumida en un “pozo”, en el que la acompañaba su propia hija, que por más que lo intentaba, no podía hacer nada para ayudarla. El tratamiento ha cambiado por completo la vida de Josefina, que aún se sorprende de poder haber recuperado la felicidad en tan poco tiempo.

Por suerte, existe el tratamiento de benzodiacepinas que está permitiendo, como a Josefina, recuperar la vida de cientos de personas repartidas por todo el mundo. Cuando no se encuentra una salida, la oscuridad puede tornarse en luz gracias a la dedicación de profesionales como los que trabajan en Tavad.

Últimas noticias