La falta de confianza del adulto en la vacunación

  • La falta de confianza del adulto en la vacunación
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

19 de abril de 2015. 21:59h

Comentada
Madrid. 19/4/2015

ETIQUETAS

Los adultos no se vacunan y así lo manifiestan rotunademente los expertos con motivo de la próxima «Semana Europea/Mundial de la Vacunación». El presidente de la Asociación Española de Vacunación (AEV), Amós García Rojas, lamenta que en muchas ocasiones las vacunas se ven afectadas por «leyendas urbanas» que dificultan su uso. Asimismo, a coordinadora nacional del Grupo de Trabajo de Actividades Preventivas de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), Esther Redondo, apunta que «la vacunación en el adulto sigue siendo una asignatura pendiente, no hay conciencia de que se tenga que vacunar».

Un estudio reciente ha revelado que entre los principales motivos que esgrime la población de riesgo para no usar esta vacuna es el no conocer su existencia o no haber sido recomendada de forma proactiva por un profesional sanitario. García Rojas ha defendido que con una vacunación masiva también se consigue proteger de la enfermedad a aquellos grupos de población que por diferentes motivos quedan sin vacunar. «Tenemos que trabajar porque los profesionales seamos mejores mensajeros de las ventajas de las vacunas como medida de salud pública y responsables de la desaparición histórica de enfermedades como la polio», manifiesta el presidente de la AEV.

«Cualquier elemento que las ponga en cuestión sirve de argumentos para las corrientes antivacunas», subraya García Amos, que ha defendido que las vacunas son «los medicamentos más seguros» ya que antes de su aprobación son probadas en un número de pacientes superior al de cualquier otro fármaco.

Sin embargo, las tasas de cobertura en España en la población de más de 60 años son «ridículas», de apenas un ocho por ciento, a pesar de que se trata de la «principal causa de muerte prevenible a través de una vacuna», puntualiza Redondo, quien añade que «hay conseguir que vean la vacunación como un derecho y una responsabilidad consigo mismo y con la comunidad».

Semergen, junto con otras 15 sociedades científicas, publicaron el año pasado un documento de consenso para recomendar el uso de la vacuna contra el neumococo en adultos con patologías de base. Por ello, han determinado grupos poblacionales de riesgo que han de vacunarse: mayores de 65 años, personas inmunodeprimidas, pacientes con patologías cardiovasculares y respiratorias, entre otros.

Al mismo tiempo, Redondo recuerda que hay algunas vacunas que «los adultos han de recordar mediante dosis nuevas en esta etapa, como la tosferina en las embarazadas en el tercer trimestre, o el recuerdo de dos dosis contra el tétanos o la difteria en periodos de cinco a diez años de diferencia». Sin embargo, no se cumplen pese a su recomendación. Lo único que sí se da son altas tasas de vacunación en entornos laborales que sí exigen una inmunización determinada según su profesión.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs