Publicidad
Publicidad
Actualidad

Beber agua alcalina: ¿bueno o malo para la salud?

Beber agua es en sí mismo un gesto muy beneficioso para nuestra salud. Pero, ¿cuántas veces hemos oído hablar del agua alcalina? Se supone que este tipo de agua que es menos ácida que el agua del grifo, y que por lo tanto debería ser mejor. Vamos a comprobar si es cierto.

Cuando se trata de la salud, el agua es fundamental para nuestro organismo, de hecho, ninguna otra sustancia lo es tanto. Beber agua es en sí mismo un gesto muy beneficioso para nuestra salud. Pero, ¿cuántas veces hemos oído hablar del agua alcalina? Se supone que este tipo de agua que es menos ácida que el agua del grifo, y que por lo tanto debería ser mejor. Vamos a comprobar si es cierto.

Publicidad

Sobre el agua alcalina: el agua alcalina es rica en compuestos alcalinizantes, incluyendo calcio, sílice, potasio, magnesio y bicarbonato. Algunas personas afirman que una dieta más alcalina -incluyendo el uso de agua alcalina- puede ayudar a reducir la acidez del cuerpo, y por tanto conducir a una mejor salud y estado físico.

Pero ahora bien, ante la pregunta de si vale la pena comprar este tipo de agua para obtener sus ventajas o solo es una tendencia cuestionable, pues claro, todo depende."Alcalina"se ha convertido en una palabra de moda en los círculos de salud. Pero la idea de que todo el mundo necesita "alcalinizar"resulta algo excesivo.

Publicidad

El concepto con agua alcalina es la siguiente: El agua del grifo contiene diferentes elementos disueltos que influyen en su nivel de pH. El agua pura tiene un nivel de pH próximo a 7. El agua alcalina tiene un pH superior a 7, así que la idea es que para crear un equilibrio más alcalino en su cuerpo, debemos beber agua con un pH más alto. Pero esto tampoco resulta del todo saludable, ya que cada organismo tiene un pH único, y nuestros cuerpos, naturalmente, hacen un trabajo fantástico de mantener el pH de la sangre dentro de cada respectivo umbral.

Publicidad

Además, debemos tener en cuenta que la alcalinidad total del cuerpo no es siempre algo bueno. Por ejemplo, si padecemos una enfermedad renal o estamos tomando un medicamento que altera la función renal, algunos de los minerales en el agua alcalina podrían empezar a acumularse en nuestro cuerpo. En este caso, la alta alcalinidad puede dar lugar a efectos secundarios negativos.

En cambio, entre los posibles beneficios del agua alcalina se encuentra el hecho de que podría mejorar nuestra salud intestinal al ofrecer propiedades desinfectantes adicionales, que ayuda en la protección de microorganismos peligrosos.

Por otro lado, si hay un grupo que puede beneficiarse de beber agua alcalina es el que forman los deportistas. Esto es debido a que el ejercicio intenso estimula los músculos para producir más iones de hidrógeno que se puede eliminar de manera eficiente. Por lo tanto, aumenta la acidez y la fatiga. Beber agua alcalina puede mejorar la capacidad amortiguadora del cuerpo y templar la acidez, lo que mejora nuestro rendimiento.