Dublín, Kilmainham Gaol, la prisión donde germinó el espíritu de lucha por la independencia

Al oeste de Dublín, en el barrio de Kilmainham, se encuentra Kilmainham Gaol, una prisión de piedra gris que mantiene viva la memoria de la lucha irlandesa y que se ha convertido en un monumento al nacionalismo irlandés.

Lo que pasó en esa prisión, los hechos acontecidos en ella, las injusticias y crueldad perpetradas, fueron el germen del nacimiento de la República de Irlanda, pues si al comienzo de su apertura el 90% de la población penitenciaria estaba formada por presos comunes, las incesantes revueltas políticas provocaron que un gran número de nacionalistas irlandeses fueran encarcelados e incluso ejecutados en Kilmainham Gaol. Estas ejecuciones cambiaron el recelo de los irlandeses a los enfrentamientos por un decidido apoyo a la independencia.