Desarticulan una organización que concertaba matrimonios tras detectarse irregularidades en Ávila

Los clientes eran de nacionalidad marroquí que llegaban a abonar hasta 12.000 euros

La Policía Nacional desarticula una organización dedicada a concertar matrimonios de conveniencia
La Policía Nacional desarticula una organización dedicada a concertar matrimonios de convenienciaLa Razón

Agentes de la Policía Nacional acaban de desarticular una organización que operaba a nivel nacional y que se dedicaba, presuntamente, a regularizar migrantes irregulares a través de matrimonios de conveniencia. La investigación que ha durado alrededor de ocho meses, surgió cuando funcionarios en extranjería de la Comisaría de Ávila detectaron varios casos de matrimonios civiles que se habrían realizado de manera irregular en la provincia, con el fin de obtener la residencia en España para uno de los cónyuges.

En este sentido, fueron detenidas cuatro personas que disponían de una estructura que les permitía acceder, "de manera irregular”, a documentación y trámites de organismos oficiales. Sus principales clientes abonaban cantidades que rondaban entre 6.000 y 12.000 euros. El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Arenas de San Pedro (Ávila) ha ordenado prisión provisional, comunicada y sin fianza para dos de los investigados. En la causa hay otros dos hombres: uno de ellos en busca y captura y otro en libertad, sin medidas cautelares. Los cuatro están investigados por falsedad documental, blanqueo de capitales, pertenencia a organización criminal, favorecimiento de la inmigración ilegal e intrusismo.

Las sospechas se iniciaron tras varias gestiones, cuando los agentes constataron que la organización estaba compuesta por varios ciudadanos de nacionalidad marroquí y española, dedicados todos ellos a gestionar el empadronamiento y matrimonio de súbditos del país norteafricano en situación irregular en países como España, Bélgica, Italia o Francia, para favorecer su permanencia en España. Se ofrecía un “servicio completo” que iba desde el empadronamiento hasta la búsqueda del contrayente español.

Los agentes constataron que, entre otros servicios, la organización ofrecía a sus clientes desde gestionar la inscripción fraudulenta en el Padrón Municipal -sin la autorización del verdadero titular de la vivienda- hasta personarse como testigos en los matrimonios de conveniencia, pasando por facilitar altas ficticias en la Seguridad Social, elaborar falsos contratos de trabajo, informes fraudulentos de arraigo, etc. Además, existen indicios de que los investigados enviaban dinero hacia Marruecos y hacían transacciones con bienes de origen delictivo.

Uno de los detenidos era el encargado de facilitar la renovación fraudulenta de la documentación. Aprovechaba su trabajo en un organismo oficial para gestionar que no figurasen en los pasaportes las entradas y salidas de España de los clientes de la organización, simulando una falsa permanencia continuada en España.