Iberaval triplica su actividad al autorizar 756 operaciones en el último mes

La Sociedad de Garantía Recíproca moviliza 74,57 millones durante este periodo

El presidente de Iberaval,  César Pontvianne
El presidente de Iberaval, César Pontvianne

La Sociedad de Garantía Recíproca, Iberaval, ha triplicado su actividad financiadora desde que se decretara el Estado de Alarma decretado por el covid-19. Así, en este periodo se han aprobado 756 operaciones con un importe que ha alcanzado 74,57 millones de euros. Un dato que refleja un incremento del 318 por ciento respecto a las mismas semanas del pasado año.

Para el presidente de Iberaval, César Pontvianne, es prioritario en estos momentos atender tanto a las pequeñas y medianas empresas (pymes) como a los autónomos. “Estamos dando una respuesta ágil, porque debemos ser útiles y estar al lado de los proyectos empresariales, ya que de la financiación que podamos facilitar depende ahora el futuro de muchos negocios”.

Tras agradecer el respaldo de la Junta al aportar un millón de euros y renovar su tradcional programa ICE Financia, ha hecho hincapié en que las instituciones deben ser conscientes de las “necesidades existentes entre las pymes que son muchas y muy acuciantes” y ha considerado que “las administraciones también deben estar a la altura en este momento y pilotar con soluciones concretas y ambiciosas una salida efectiva a a crisis”.

En estos momentos, Iberaval gestiona tres líneas de apoyo a empresas. La primera de ellas se dirige a micropymes y autónomos, y facilitará préstamos de entre 6.000 y 40.000 euros, a devolver en un plazo máximo de tres años, con 12 meses de carencia.

La segunda línea, se refiere al apoyo del mantenimiento de la actividad empresarial, con especial atención a los sectores más azotados por esta crisis, como son los servicios, el comercio o la industria, y prevé plazos de devolución de hasta cuatro años, con doce meses de carencia.

La implementación de soluciones digitales y la modernización empresarial (Transformación digital de empresas) es la tercera línea conjunta, que canalizará préstamos por hasta 600.000 euros, con bonificaciones del 1,25 por ciento en el tipo de interés, con plazos de devolución de hasta cinco años, con un año de carencia.

A todo ello, la Junta de Castilla y León, a través de la Lanzadera Financiera, hace posible el aplazamiento en los pagos de cuotas sobre créditos para inyectar liquidez a las pymes, a partir de los programas Reindustrialización y Crecimiento Empresarial del ICE.

Además, Iberaval cuenta con el respaldo de la Compañía Española de Reafianzamiento (CERSA), dependiente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, que puso en marcha el pasado 1 de abril una línea de apoyo, dotada con 60 millones de euros, que permitirá a todas las sociedades de garantía de España -18 en total- contar con una cobertura especial, del 75 por ciento, a las operaciones de garantía para la financiación de pymes, a plazos iguales o superiores a dos años.