Suspendidas las visitas al hospital de Aranda al registrarse cuatro ingresos por Covid

"Sólo podrán los familiares de alguien cuyo fallecimiento sea inminente", señala Evaristo Arzallus, gerente del centro, que asegura que el objetivo es evitar que los sanitarios se contagien

Contagios COVID-19 en Aranda de Duero
Un hombre protegido con mascarilla camina por ArandaPacoSantamariaEFE

Sigue lloviendo sobre mojado en la localidad burgalesa de Aranda de Duero, confinada durante siete días por haber podido controlar la expansión de la Covid-19 y haber llegado a la transmisión comunitaria.

Y es que al aumento de casos y brotes por toda la Villa arandina durante este mes de agosto, se suma ahora que el Hospital Los Santos Reyes haya decidido este sábado suspender todas las visitas de familiares a enfermos ingresados en el centro, tras registrar en las últimas horas cuatro nuevos ingresos con positivo de coronavirus.

Así lo ha anunciado este sábado Evaristo Arzallus, gerente del centro hospitalario, quien ha detallado que sólo se permitirán visitas a familiares cuyo fallecimiento sea inminente y para acceder tendrán que ir provistos de equipos de protección individual (EPI).

Si este viernes tan sólo una persona había sido ingresada en el centro hospitalario arandino, un varón de más de 50 años que estaba ya siendo controlado en su domicilio aunque se recomendó su hospitalización ante la evolución de la covid-19, en las últimas horas la situación se ha complicado han sido ingresadas cuatro más.

El responsable del Los Santos Reyes señala, en declaraciones recogidas por Efe, que dos de ellas ha sido por prevención, ya que acudieron al hospital por otras patologías pero al realizarles la prueba preventiva dieron positivo, y anunciaba se van a hacer PCR a los profesionales de forma periódica y también a los pacientes que lleven siete días ingresados.

Finalmente, afirma que las medidas que está aplicando ahora el hospital arandino se deben el riesgo de que el personal sanitario se contagie a través de los familiares de los pacientes para evitar que la atención asistencial se resienta.