El gremio de los gasolineros advierte de cierres de estaciones y despidos masivos

Entre las causas, la movilidad reducida en esta pandemia, la consolidación del teletrabajo o la relajación de las inspecciones a surtidores desatendidos, apuntan desde el sector

Inquietud y preocupación en el gremio de la gasolineras y estaciones de servicio por el descenso de las ventas de los últimos meses debido a la crisis sanitaria del coronavirus que ha reducido la movilidad de vehículos. Pero, sobre todo, por que la situación epidemiológica cada día es peor y se temen que una nueva cuarentena sería demoledor para el sector, que vive momento de angustia e incertidumbre, con la amenaza de numerosos despidos y cierres de negocios.

Tal es la situación, que la Agrupación de Vendedores al por menor de carburantes y combustibles de Castilla y León, Avecal, ha emitido un comunicado para alertar de la situación, después de llevar a cabo una evaluación negativa de la evolución y recuperación del sector en estas últimas semanas, en la que han comprobado que el riesgo de pérdida de empleo es real y palpable de seguir así en el futuro.

Y es que tras la publicación de los datos de los Índices de Comercio al por Menor (ICM), se confirma la complicada situación de las gasolineras a nivel nacional, algo que se puede extender a las empresas que operan en Castilla y León, según Avecal, desde donde apuntan que desde el inicio de la crisis sanitaria el sector mantiene unos indicadores económicos difíciles de sostener.

Entre las causas que esgrimen se encuentran las siguientes:

  1. 1- Que la movilidad por todo el territorio nacional se ha reducido bastante y ha estado permitida hasta la cuarta semana de junio.
  2. 2- El mantenimiento del teletrabajo en las empresas y al descenso del turismo, ha propiciado que las ventas en Estaciones de Servicio hayan descendido más de un 23 por ciento respecto a junio de 2019, según los datos facilitados por Instituto Nacional de Estadística.
  3. 3-La comparativa de los índices de ocupación respecto al resto de sectores de comercio minorista que presentan en junio una variación del −3,7 por ciento en relación al mismo mes de 2019, tampoco son favorables y en las Estaciones de servicio este dato de la ocupación baja un 5,3 por ciento.
  4. 4-La relajación en el control y en las inspecciones por parte de la administración a los surtidores desatendidos está agravando la situación en las Estaciones de Servicio Atendidas, que cumplen con la normativa que se aplica al sector, que genera empleo y garantiza el suministro en las zonas rurales y que han estado al servicio de la ciudadanía durante el periodo de confinamiento por considerar la actividad como estratégica y esencial.

“La situación no puede ser peor y a medio plazo se va a volver insostenible”, lamentan desde este gremio, que reclama también a las administraciones un mayor control sobre el cumplimiento de la normativa de las denominadas “estaciones servicios automáticas” (surtidores desatendidos) que suponen una “competencia desleal” y, por lo tanto, un “fraude”, debido a que “no cumplen” en la mayoría de los casos con los derechos de los consumidores.

Además, un estudio de la Asociación Nacional de Estaciones de Servicio Automáticas (Aesae) revela que uno de cada diez litros de carburante que se reposta en Castilla y León se hace en gasolineras automáticas, con el nueve por ciento del mercado de la venta al por menor de carburante, que contabiliza únicamente las gasolineras independientes, sin incluir las estaciones de los grandes híper mercados ni las cooperativas agrarias. Castilla y León es la quinta con mayor número de estaciones de servicio automáticas, con 73.