Coronavirus

Macrofiesta en Vime de Sanabria: Fin a tres días de juerga y drogas por orden de un juez y 162 denuncias

La Guardia Civil identifica a 118 personas en esta concentración ilegal en la que trece de ellos han sido acusados por tenencia de sustancias

Sucesos.- Investigados los presuntos autores de dos incendios forestales en la provincia de Zamora
Agente de la Guardia Civl vigila en un incendio en la provincia de Zamora FOTO: GUARDIA CIVIL

Después de tres días de juerga como si no hubiera un mañana, la Guardia Civil desalojaba anoche y con una orden judicial por atentar contra la salud pública a una treintena de jóvenes de los más de cien de distintos lugares de España que que quedaban y se habían dado cita este fin de semana en una fiesta sin permiso convocada por redes sociales en una zona de campo a las afueras de la localidad zamorana de Vime de Sanabria. Un pueblo de apenas sesenta habitantes, que apenas han pegado ojo estas dos últimas noches por el ruido y el temor a posibles contagios por la Covid.

Fue una operación de desalojo llevada adelante sin incidentes, de forma pacífica, y después de que los agentes de la Benemérita desplegados obligaran a los asistentes a recogerlo todo, incluidas las basuras. De hecho, al lugar acudieron diversos coches patrullas de la Guardia Civil y hasta una Unidad de Seguridad Ciudadana, un dispositivo que, según informaba el subdelegado del Gobierno en la provincia zamorana, Ángel Blanco, “ha sido muy importante porque ha evitado el efecto llamada”.

El representante del Gobierno de España en Zamora reprobaba el comportamiento de los jóvenes que han organizado una quedada en el lugar mediante redes sociales y ha agradecido la colaboración de los vecinos del pueblo, que denunciaron lo ocurrido, así como el trabajo del Instituto Armado.

La Guardia Civil acudió al lugar tras recibir las llamadas de varios vecinos el viernes por la noche que alertaron de la concentración de jóvenes y ya en ese momento estableció un dispositivo con la unidad de seguridad ciudadana y con agentes de Tráfico. “Han sentido en todo momento el aliento de la Guardia Civil”, deestacaba el subdelegado del Gobierno.

De esta forma, se logró identificar a muchos de los participantes en la fiesta y se denunciaron algunos incumplimientos en el uso de mascarillas, respeto de la distancia de seguridad o tenencia de sustancias estupefacientes. La droga y el alcohol campaban a sus anchas en esta macrofiesta en el que el número y cantidad de incautaciones de sustancias estupefacientes está aún por determinar aunque se ha aprehendido hachís, speed, marihuana, éxtasis y otras sustancias aún por averiguar.

Más de 162 denuncias

La Guardia Civil ha identificado a 118 personas y ha formulado un total de 162 denuncias por la concentración ilegal en la que se incumplieron las medidas sanitarias de protección y contención ante la pandemia.

De ellas, más de un un centenar fueron por participar en la concentración y contravenir el artículo 4.1.b del Decreto Ley 7/2020, de 23 de julio; otras trece por tenencia de sustancias; treinta por concurso de acampada no autorizada y peligro de incendio; siete, por exceso de ruido; dos, por instalación de generadores de electricidad; dos, por tenencia de arma blanca y otras dos, por conducción con presencia de drogas en el organismo.

Además, al organizador de la concentración le impusieron cuatro denuncias por contaminación acústica, peligro de incendios, vertido de residuos y celebración de evento sin la correspondiente autorización administrativa.

Desde el Gobierno autonómico recuerdan que estos hechos constituyen “infracciones muy graves”, lo que permite la adopción de medidas cautelares como el desalojo, ya que existía un riesgo para la salud pública y había causado “alarma social en la comarca”.