Un juzgado da la razón a Unicaja sobre la demanda que le había interpuesto la Fundación Fundos

Considera que la entidad financiera llevó a cabo el proceso de “forma correcta” por lo que rechaza la reclamación millonaria que les pedían

El juzgado de instrucción número 9 falló a favor de Unicaja sobre la demanda que le había interpuesto la Fundación Obra Social de Castilla y León (Fundos) sobre la segregación del patrimonio cultural de las cajas, y que según la sentencia Unicaja la realizó de “forma correcta”, por lo que rechazó la reclamación.

Según la resolución los bienes figuraban en la segregación atendiendo a que formaban parte de apuntes contables solventes, legales y acordes con el proceso de absorción de Banco Ceiss por parte de Unicaja, por lo que son legalmente propiedad de la entidad con sede en Málaga.

La sentencia responde a lo que en todo momento defendió Unicaja de que no había caso, que lo demandado pertenecía a su entidad, por lo que corrobora la legitimidad de las actuaciones llevadas a cabo.

Durante el juicio celebrado entre el 27 y 29 de julio la entidad financiera explicó que la segregación de los bienes que ahora reclama Fundos fue diseñada, aprobada y formalizada por la Caja de Ahorros en el año 2011, mientras que las subsanaciones de la escritura de segregación, que se realizaron en febrero y noviembre de 2014, también las formalizó Fundos que, además, las ratificó en diciembre de 2015 en el proceso de transformación de Caja a Fundación.

Hay que recordar que la Fundación Fundos solicitaba una reclamación millonaria que consistía una treintena de inmuebles, alrededor de 10.000 obras de arte, fondos documentales y 26,5 millones, además de otros siete edificios que ya se demostraron que no son propiedad de Unicaja. De todo eso lo único que tendrá que devolver la entidad financiera es el libro “La materia médica de Dioscórides”, del autor Andrés Laguna.