Paran el desahucio de una familia con menores que ocupaba una vivienda en Segovia

La protesta de medio centenar de activistas y la intervención de los servicios sociales frenan el desalojo

Un juez ha suspendido el desahucio que había ordenado para este miércoles de un matrimonio con dos niños, de dos y cuatro años, que ocupan una vivienda en Segovia, después de la protesta de medio centenar de activistas y la intervención de los servicios sociales para demostrar su situación de vulnerabilidad.

Según ha denunciado la familia, sus bajos ingresos y la discriminación que sufren a la hora de acceder a un contrato de alquiler por ser de etnia gitana les hace imposible acceder a una vivienda de forma regular.

La semana pasada, Abraham, de 39 años, recibió la llamada de su esposa, de 30, que le decía que una mujer se había presentado en su casa a las diez de la noche para comunicarles que en unos días tendrían que abandonar la casa en la que viven desde hace dos años.

En la puerta de esta vivienda se han reunido a las nueve de la mañana este miércoles junto a Abraham medio centenar de personas, entre miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Segovia y vecinos del barrio dispuestos a paralizar el desalojo de forma pacífica.

Abraham había llevado a los niños antes a casa de los abuelos y su mujer esperaba dentro del piso, un inmueble de 45 metros cuadrados situado en el tercer piso del número 62 de la Carretera de Villacastín, en el barrio del Puente de Hierro en Segovia, y propiedad del fondo “Gramina Homes”.

Desde las nueve y cuarto hasta las diez de la mañana, hora en que estaba programada el desalojo, han llegado de forma paulatina dos coches y dos furgones de la Policía Nacional, de los que se han bajado una decena de agentes, que se han quedado en la acera opuesta a la casa, además de otro par de vehículos de la Policía Local.Mientras, Soledad Sacristán, de la PAH Segovia, ha mantenido el contacto por teléfono con la abogada de Abraham, que estaba en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 intentando parar la orden desde allí con la solicitud de mediación de los servicios sociales para demostrar la situación de vulnerabilidad de la familia.

La media centena de protestantes, muchos de ellos chicos adolescentes, han proferido durante la concentración cánticos desde la barrera que han formado con sus cuerpos en el acceso al portal de la vivienda, como “Vecino, despierta, desahucian en tu puerta” o “Vergüenza me daría desahuciar a una familia”.

Según ha relatado Abraham en declaraciones a Efe, él y su mujer llevan dos años ocupando esta casa porque no encuentran una cuyo alquiler puedan permitirse con los únicos ingresos de él, 750 euros por su trabajo como mediador en la Fundación Secretariado Gitano.

En más de una ocasión, cuando han encontrado ofertas de alquileres más económicos, han sufrido discriminación por ser de etnia gitana, según ha narrado Abraham.Hace un par de semanas, cuando estaban a punto de cerrar el contrato para alquilar una vivienda por 280 euros en el barrio de San Lorenzo, en el momento en el que el arrendador vio que en su nómina aparecía el nombre de la Fundación Secretariado Gitano, este le increpó: “Ah, pero ¿Tú eres gitano”, ha reproducido hoy Abraham.

Cuando este contestó con una afirmación, la otra parte le respondió que no alquilaba la casa a gitanos ni marroquíes, por lo que se acabó para ellos esa oportunidad.

A las 10:10 horas, antes de que el propio Abraham hubiera recibido la noticia, los protestantes han podido comprobar que los agentes de la Policía entraban poco a poco a sus vehículos y abandonaban el lugar, al igual que el cerrajero que se había personado allí también.

La concentración ha estallado entonces en vítores y aplausos y Abraham, visiblemente emocionado, ha dado las gracias a todos, ha confirmado la paralización del desahucio con una llamada a su abogada, y se ha dirigido al Juzgado para conocer los detalles de la suspensión.

Finalmente, la familia ha logrado que se suspenda el desahucio durante un mes, según han explicado a Efe fuentes de la Plataforma.