Familia refuerza la formación on-line de coordinadores que atienden a víctimas de violencia machista

Su principal cometido se centra en realizar una valoración de la situación de cada mujer

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades potencia la formación on line de los coordinadores de caso que prestan desde los Servicios Sociales, para reforzar la atención integral y personalizada a las víctimas de violencia de género. Estos profesionales en su inmensa mayoría trabajadores y trabajadoras de los Centros de Acción Social (CEAS) de la Comunidad, han permitido con su labor acercar la atención que precisan las víctimas sobre todo en el medio rural.

Su principal cometido se centra en realizar una valoración de la situación de violencia de género de cada mujer y de su entorno, establecer junto a la víctima un plan de atención integral personalizada con los recursos y servicios que necesite y hacer un seguimiento continuado de cada caso.

Desde que la Junta de Castilla y León creó en 2016 la figura del Coordinador de caso y hasta el momento, se reforzado su labor elaborando para ello herramientas y protocolos de actuación y apostando por una formación continua lo que ha posibilitado que puedan asumir estos cometidos.

Entre las herramientas y medidas puestas en marcha cabe destacar la implantación de un sistema de información único que estos profesionales comparten y en el que realizan los informes de valoración de violencia de género (INVIGE), que incluye la valoración del nivel de riesgo o vulnerabilidad social a través del RVD-BCN y el plan de atención integral (PAI). Este sistema de información es compartido también por otros profesionales que intervienen en la atención o protección de una víctima, como son los trabajadores sanitarios, los jueces y fiscales de violencia de género y los profesionales de fuerzas y cuerpos de seguridad.

Asimismo, en este tiempo se han elaborado e implantado: manuales de intervención, guías de recursos y protocolos de actuación. En definitiva, un sistema que permite compartir información en tiempo real y ofrecer una atención homogénea en todo el territorio, independientemente del lugar de residencia de la víctima.

Además, la calidad de la formación es evaluada al finalizar cada edición lo que permite por un lado analizar los resultados conseguidos y por otro diseñar los contenidos en base a la detección de necesidades realizada.

La formación rediseñada este año por parte de la Gerencia de Servicios Sociales y dada la situación y las recomendaciones sanitarias en relación a la pandemia por COVID-1, basa su realización en el formato digital y combina dos metodologías: de aprendizaje grupal y trabajo individual de reflexión y afianzamiento de lo aprendido.

Está prevista la realización de 4 ediciones, contando cada una de ellas con una carga lectiva de 24 horas y se desarrollará durante 3 semanas consecutivas, además cada edición contará con un máximo de 80 personas. La primera de ellas que se ha desarrollado entre el 14 de septiembre y el 4 de octubre han participado 46 coordinadores de caso.

Las siguientes sesiones de formación se van a desarrollar entre el 5 y el 25 de octubre; del 26 de octubre al 15 de noviembre y la cuarta y última entre el 16 de noviembre y el 6 de diciembre. Con la previsión inicial de la participación de 300 coordinadores de caso, a lo largo de estas cuatro ediciones, se constata la eficacia de una formación on line, que ha permitido aumentar la especialización a través de una mayor carga lectiva, reduciendo el impacto en la prestación de servicios.