Los concejales de Villaquilambre (León) pagarán de su bolsillo la multa por la Cabalgata de Reyes

Cada miembro del Gobierno municipal aportará 200 euros para liquidar los 1.800 euros finales en los que quedará la sanción por pronto pago

Pleno del Ayuntamiento de Villaquilambre en el que se ha aprobado la medida
Pleno del Ayuntamiento de Villaquilambre en el que se ha aprobado la medidaEuropapress

En un momento en el que generosidad brilla por su ausencia, el equipo de Gobierno municipal de la localidad leonesa de Villaquilambre ha decidido pagar de su bolsillo la multa impuesta por la Junta de Castilla y León por la celebración de la Cabalgata de Reyes Magos, conocida como “La Cabalcasa”. Consideran que no es justo cargar a los vecinos de este municipio con la sanción.

Así, los ediles del equipo de Gobierno aportarán de su bolsillo 200 euros para liquidar los 1.800 euros finales en los que quedará la sanción por pronto pago.

La liquidación, que se efectuará con las asignaciones que cobran los grupos políticos, se llevará a cabo los próximos días, pero el equipo de Gobierno quiso dejar claro que la iniciativa “no supuso en ningún momento un riesgo para la salud pública”, debido a que “el recorrido se hizo a una velocidad que no permitía a nadie bajar a la calle”, así como “al comportamiento ejemplar de los vecinos, que disfrutaron de la actividad desde sus ventanas y balcones”.

Por esta razón, el Consistorio señaló que el motivo alegado para la sanción fue un incumplimiento de las normas dictadas por la Junta en días previos a la Navidad, en las que con motivo de la situación sanitaria de la pandemia de la covid-19 se autorizaron exclusivamente actos con los Reyes Magos en espacios cerrados, “una modalidad que conlleva mucho más riesgo en relación al contagio que la Cabalcasa”.

Finalmente, los concejales del equipo de Gobierno reunidos en Comisión de Coordinación consideraron que los 200 euros que aportarán cada uno para pagar la multa están “bien invertidos”, ya que, para ellos, “vale mucho más la ilusión que supuso para los más pequeños que la disfrutaron desde sus casas, en una Navidad especialmente difícil para muchas familias de Villaquilambre”.