Los “okupas” de La Molinera se solidarizan con Hasel llamando “ladrones a los borbones”

Cuelgan una pancarta en la antigua fábrica de harinas ”La Perla” y ex hotel “Marqués de la Ensenada” de Valladolid en la que atacan a la Corona

Pancarta colgada en el edificio de la antigua harinera La Perla después hotel "Marqués de la Ensenada" de Valladolid, "okupado" por el movimiento de La Molinera
Pancarta colgada en el edificio de la antigua harinera La Perla después hotel "Marqués de la Ensenada" de Valladolid, "okupado" por el movimiento de La MolineraLa RazónLa Razón

Varias ciudades de España, como Barcelona y Madrid, sobre todo, pero también Valencia, Lérida o Granada han protagonizado en la última semana violentos disturbios en sus calles y plazas en las que han destrozado comercios y entidades bancarias además de atacar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y saquear tiendas con la excusa de la defensa de la libertad de expresión, tras la entrada en prisión de Pablo Hasel al ser condenado por varios delitos, entre los que se encuentra el de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Frases como “El ladrón del Borbón no debe dar crédito a la impunidad que tiene para burlarse de nosotr@s»; «Constancia en la lucha hasta que un día el desahuciado sea Felipe de Borbón con toda su familia de parásitos enemigos del pueblo»; El mafioso del Borbón de fiesta con la monarquía saudí, entre quienes financian el ISIS queda todo»; «El mafioso del rey dando lecciones desde el palacio, millonario a costa de la miseria ajena. Marca España» ; «Lo más asqueroso de la monarquía es que millonarios por la miseria ajena, finjan preocuparse por el pueblo» o «Los amigos del reino español bombardeando hospitales mientras Juan Carlos se va de putas con ellos”, son algunas de las frases o tuits que el supuesto rapero ha dedicado a la Casa Real y por los que ha sido condenado.

En Valladolid también ha habido manifestaciones, como la del pasado viernes, en defensa de Hasel y de la libertad de expresión pero en la que, a diferencia de otras partes de España, no hubo que lamentar incidentes y la protesta se desarrolló con normalidad con unas doscientas personas en la calle.

Pero hete aquí que esta semana, los “okupas” de la antigua fábrica de harinas La Perla, que después fue el hotel “Marqués de la Ensenada” de Valladolid -que acabó con la bancarrota del propietario de este inmueble histórico de la ciudad además de con despidos de empleados y fuga incluida-, han querido mostrar su solidaridad con Hasel y han colgado una polémica y quizás delictiva pancarta en este edificio “okupado” hace dos años y ocho meses para convertirlo en un supuesto centro social y cultural de Valladolid, en la que atacan duramente a la Monarquía.

“Los borbones son unos ladrones” es una de las frases que puede leerse en la pancarta colgada, que va acompañada de una corona enmarcada en un círculo y tachada como si fuese una señal de tráfico de prohibido, y de otro mensaje también polémico, puesto que se lanzó recientemente desde en el programa la hora de La 1, de TVE, la televisión pública.

“Leonor se va de España, como su abuelo”, era el comentario que se leyó en un rótulo de la noticia en la que se informaba que la princesa Leonor, heredera al trono de España, va a estudiar bachillerato en Gales, y con el que se hacía referencia a la salida de España de Juan Carlos I tras las publicaciones de informaciones sobre las cuentas opacas del rey emérito en el extranjero.

Un comentario que también puede leerse en la pancarta colgada por los “okupas” de este edificio que han rebautizado como La Molinera, en el que supuestamente se realizan talleres de autodefensa, jornadas feministas, asambleas y actividades culturales y cuestiones reivindicativas de todo tipo, desde el mismo momento en el que se terminó la rehabilitación.

Okupas de La Molinera durante una rueda de prensa que dieron para informar de sus actuaciones
Okupas de La Molinera durante una rueda de prensa que dieron para informar de sus actuacionesLa MolineraLa Razón

De hecho, en su página web www.lamolinera.org se definen como un grupo de vallisoletanas que, en la sociedad del individualismo, del consumismo y del paradigma del emprendimiento, han decidido dar un paso adelante y recuperar para la vida pública de la ciudad este inmueble para desarrollar en él un proyecto útil para Valladolid, pero también para las vecinas de los barrios a nuestro alrededor y para los movimientos sociales.

Cuentan también que tienen muchas ideas e invitan a todas las vecinas a que aporten sus propuestas y se animen a ponerlas en práctica en este edifico desde el que pretenden también contribuir a la financiación de organizaciones o causas justas, como consideran que es la lucha por la libertad de expresión que encarna el condenado Pablo Hasel, también por agresiones. De hecho, en su web ponen como ejemplo de esta contribución a causas justas el hecho de intentar sacar fondos para engrosar una caja de resistencia para pagar multas a personas represaliadas por su activismo.

Una pancarta, por la que como adelantó Castilla y León Televisión en sus informativos, está siendo investigada ya por la asesoría jurídica de la delegación del Gobierno de España en Castilla y León como posible delito de injurias a la Corona.

Aunque también es algo que parece importar poco a los miembros de este colectivo, ya que en su perfil de la red social Twitter dudan de que la noticia de la cadena castellano y leonesa pueda conocerse por el gran público “porque ni al Gobierno de España ni a la Casa Real les interesa que se viralice, no vaya a ser que se demuestra que en nuestro país no haya plan normalidad democrática”, haciendo suyas las palabras del vicepresidente Pablo Iglesias la semana pasada en las que puso en duda que en España hubiera normalidad democrática, entre otras cosas, por lo ocurrido con Hasel.

Desde el Ayuntamiento de Valladolid han optado en todo momento ante esta “okupación” por el silencio y la prudencia, conscientes de que sin denuncia del propietario –desaparecido por las deudas- poco o nada se puede hacer.

Dos años y ocho meses después la situación se mantiene igual en este edificio, con apenas incidentes salvo la denuncia que hicieron el pasado 31 de diciembre de que un hombre intentó entrar por la fuerza en el edificio, declarado Bien de Interés Cultural.

Si bien, ahora el colectivo tiene paralizadas sus actividades sociales y culturales por la pandemia del coronavirus, aunque no las reivindicativas, como se ha puesto de manifiesto con esta pancarta que está dando que hablar en la ciudad.

Vox pide su retirada

Las reacciones políticas tampoco se han hecho esperar y VOX exige al Ayuntamiento de Valladolid la retirada de la pancarta “ofensiva” contra la Jefatura del Estado.

La formación que lidera Santiago Abascal considera “inadmisible ese ataque que, además, vulnera los valores y derechos constitucionales. Por ello, han pedido al Ayuntamiento de la ciudad que actúe para que se retire de forma inmediata, y procedan a la apertura del correspondiente expediente sancionador a los promotores.

También reclama que se informe de todas las licencias y autorizaciones otorgadas por este Ayuntamiento para la realización de obras y actividades en el edificio en los últimos 3 años, así como las inspecciones y controles de legalidad realizados por este Ayuntamiento en los últimos tres años sobre las actividades y obras que se llevan a cabo en el edificio, además del resultado de dichas inspecciones y controles.

Vox asegura que “no se puede permitir” que el Ayuntamiento haga la “vista gorda” con colectivos de ideología afín al Equipo de Gobierno socialista, vulnerando la legalidad, y causando un quebranto económico a las arcas municipales.

Puente lo estudiará

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, contestaba poco después que va a estudiar dicha petición pero apuntaba que se analizará si incumple la normativa desde el punto de vista municipal para su retirada.

En este sentido, explicaba que que no es del ámbito municipal determinar si esa afirmación sobrepasa el límite de la libertad de expresión o si están amparadas por el citado derecho.

Además, Puente aseguraba que el Ayuntamiento desconoce quién es el propietario del inmueble, y recordaba que el edificio fue ocupado por la Asociación ‘La Molinera’ que “no lo ha descuidado”.