La Oscyl inicia su Abono de Primavera con tres nuevos conciertos

Interpretará obras de Beethoven, Chaikovski y Mozart, con la presencia de Antonio Méndez en la dirección y Luca Macías como solista de oboe

El director de orquesta Antonio Méndez
El director de orquesta Antonio MéndezJcyl

Arranca este miércoles el Abono de Primavera de la Orquesta Sinfónica de Castila y León, que se prolongará hasta el sábado 17 de abril en la Sala Sinfónica Jesús López Cobos del Centro Cultural Miguel Delibes. En esta ocasión el repertorio serán obras de Beethoven, Chaikovski y Mozart, estando dirigido por Antonio Méndez y que tendrá como solista al oboe a Lucas Macías. Todos los conciertos estarán dedicados a la memoria del profesor Ricardo Moreno, músico percusionista de la Oscyl, recientemente fallecido.

Lucas Macías será el solista al oboe FOTO: Jcyl

Méndez se ha convertido en uno de los directores españoles más solicitados, consolidados e interesantes de su generación y que ha dirigido a la Oscyl en una ocasión, en la temporada 2017-2018. En la actualidad continúa en su tercera temporada como director principal de la Orquesta Sinfónica de Tenerife.

Por su parte Macías es en la actualidad el director artístico de la Orquesta Ciudad de Granada y director titular de Oviedo Filarmónica desde 2019 y ha colaborado en anteriores ocasiones con la Oscyl. Además, antes del primer concierto, el miércoles a las 18 horas participará en un encuentro vía Zoom destinado a los abonados de la Oscyl, dentro de los objetivos de favorecer encuentros y diálogos entre el público y los artistas.

Repertorio

El concierto de Abono 13 presenta un variado repertorio que aglutina obras de tres compositores diferentes, en torno a una reflexión conjunta sobre la humanidad, como nexo de unión que aborda la temática del destino, el reto, la tragedia y el desamparo. Todo ello desde diferentes formas, momentos y etapas personales en la vida de cada uno de los autores.

De esta forma, la obertura “Leonora nº 1, op. 138″ de Ludwig van Beethoven (1770-1827), que será interpretada por primera vez por la OSCyL, representa la libertad de expresión y la justicia del autor frente al autoritarismo del régimen establecido, constituyendo una metáfora del triunfo de la justicia y del amor sobre la barbarie. Beethoven llegó a escribir cuatro oberturas diferentes para la ópera, siendo “Leonora nº 1″ la tercera en componerse, en el año 1807, para una representación en la ciudad de Praga que finalmente no tuvo lugar. De hecho nunca llegó a interpretarse en concierto a lo largo de la vida de Beethoven y la publicación de la obertura no llegó hasta 1838.

El “Concierto para oboe y orquesta en do mayor, K.314″ de Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791) fue compuesto en 1777, en un momento de la vida del compositor en el que ya empezaba a experimentar el cansancio hacia la pequeña corte de Salzburgo, que limitaba su creatividad musical y su desarrollo personal. Se trata del único concierto que Mozart escribió para oboe, aunque la partitura estuvo perdida durante años. Esta obra ha sido interpretada por la OSCyL en dos ocasiones, en las temporadas 1992-93 y 2003-04, con Ronald Sipes en el primer caso y Hansjörg Schellenberger en el último, como solistas de oboe.

El repertorio del Abono 13 concluirá con la ‘Sinfonía nº 4 en fa menor, op. 36’ de Piotr Ilich Chaikovski (1840-1893), interpretada en diferentes ocasiones por la OSCyL, siendo la última en la temporada 2017-18, bajo la dirección de Semion Bychkov. La obra, compuesta entre los años 1877 y 1978, se enmarca en el momento de inicio del mecenazgo de Chaikovski por parte de Nadezhda von Meck, viuda de un rico empresario que se dedicó a proporcionar apoyo económico a varios artistas de la época y gran apoyo para Chaikovski, que le dedicó esta sinfonía, estructurada en cuatro movimientos abordando el tema del destino y estrenada en San Petersburgo en septiembre de 1978.