Castilla y León refuerza las ayudas para seguros agrarios y ganaderos

La Junta también destina 430.000 euros para el cooperativismo agrario

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, durante la presentación de la cosecha de cereal
El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, durante la presentación de la cosecha de cereal FOTO: Bragimo Agencia ICAL

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, que dirige Jesús Julio Carnero, ha ampliado a dos líneas más, las de frutos secos y la de retirada de animales muertos en la explotación para acuicultura, las ayudas para suscribir seguros entre el 1 de junio de 2021 y el 31 de mayo del 2022.

El Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) publica este viernes 9 de julio una nueva modificación para extender el alcance de la política de seguros agrarios ampliando e introduciendo líneas de seguro que pueden ser subvencionables por el Gobierno regional.

Se trata, según han informado fuentes del Ejecutivo autonómico, de las líneas 310 de seguro de frutos secos, y de la de retirada y destrucción de animales muertos en la explotación para la acuicultura dentro de la línea 415.

Asimismo, han recordado que los frutos secos han demostrado durante las últimas campañas ser un cultivo alternativo y viable en Castilla y León con una dinámica muy favorable en cuanto a la superficie destinada a este tipo de producciones en la Comunidad como es el caso de los pistachos y almendros.

Por ello, y con el objetivo de afianzar este crecimiento y ofrecer mejores condiciones a los productores, es necesario incluir la línea 310 seguro de frutos secos dentro de los cultivos subvencionables en la suscripción de las pólizas del seguro agrario.

En el caso de la línea 415 seguro para la cobertura de gastos derivados de la retirada y destrucción de animales muertos en la explotación, no se encontraba incluida como actividad subvencionable la suscripción de pólizas de seguro en la acuicultura.

Sin embargo, es esencial implementar una cuidadosa gestión sanitaria de los animales acuáticos, así como medidas de bioseguridad que incluyan una adecuada gestión de los animales muertos en las piscifactorías. Esto permitirá impulsar una producción acuícola sostenible y de calidad, y con ello, generar empleo vinculado al territorio que contribuya a la mejora de la actividad económica y a la fijación de la población del medio rural en la Comunidad.

En esta modificación se ha eliminado el cultivo del ajo como asegurable en la línea 307, y paralelamente se incorpora una nueva línea específica para dicho cultivo que es la línea 330.

El pasado 24 de marzo se publicó en el Bocyl la modificación de las bases reguladoras de las subvenciones dirigidas a las pólizas que se suscribieran entre el 1 de junio de 2021 y el 31 de mayo de 2022. Esa modificación incluía significativas mejoras como un incremento del presupuesto destinado a estas ayudas en 2,5 millones de euros respecto al año anterior pasando de 8,1 millones a 10,6 millones de euros.

También un aumento de la subvención a los jóvenes agricultores en 10 puntos porcentuales siempre y cuando se comprometieran a mantener la citada suscripción en un periodo ininterrumpido de cuatro años.

Y una reducción del importe mínimo a percibir de la ayuda que pasó de los 70 euros por póliza a 30 euros por póliza para poder prestar apoyo a un mayor número de productores y poder subvencionar a aquellas explotaciones más pequeñas o con cultivos que, por sus características, no alcanzarían el mínimo de subvención.

Cooperativismo

Por otra parte, el Bocyl también publicó este viernes 9 de julio el extracto de la Orden de 29 de junio de 2021, de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, por la que se convocan para el año 2021, las ayudas por importe de 430.000 euros para promover el dimensionamiento y planificación del cooperativismo agroalimentario en Castilla y León.

En la actualidad, la Comunidad cuenta con 1.122 cooperativas agroalimentarias y de explotación comunitaria de la tierra que facturan unos 2.866 millones de euros y agrupan a 47.962 socios, dando empleo a más de 3.200 trabajadores.

La convocatoria, que contempla la recepción de solicitudes hasta el 11 de octubre, incluye el auxilio de nuevas líneas de actividad y tiene como finalidad facilitar los procesos de dimensionamiento empresarial de las cooperativas agroalimentarias y de explotación comunitaria de la tierra y del ganado. Todo ello con la finalidad de que los profesionales agrarios puedan adquirir una mayor dimensión que les dote de competitividad en los mercados.

En el Plan Estratégico del Cooperativismo Agroalimentario de Castilla y León 2019-2023, aprobado por el Comité del Cooperativismo Agroalimentario el pasado 8 de febrero de 2019, se establecieron retos estratégicos entre los que destacan el crecimiento y la gestión de alianzas, la innovación, el valor agregado creciente y la mayor profesionalización.

La actual convocatoria, con el fin de cumplir los objetivos del Plan Estratégico, incluye algunas novedades como la inclusión de dos nuevas actividades subvencionables que facilitarán la mejora del dimensionamiento a través del crecimiento interno.

La primera, apoyando actividades de mejora profesional en innovación y en otras áreas de negocio, y la segunda, ofreciendo ayudas al desarrollo de nuevos productos o servicios, o lanzar aquellos preexistentes en nuevos mercados. Además, se reduce el importe de facturación mínimo para acceder a este régimen de ayudas, quedando en dos millones de euros.

Por otro lado, se intensifica el apoyo a los acuerdos intercooperativos, dotándolos de una ayuda de 25.000 euros frente a los 15.000 euros que se auxiliaban anteriormente. También, se mantienen las líneas de ayuda de las anteriores convocatorias para cubrir gastos de fusión o integración, gastos de consolidación de fusión e integración y ayuda a la redacción de planes estratégicos.

Máximo de 20.000 euros

La intensidad de la ayuda será variable, en función de la actividad realizada por la cooperativa solicitante.  En el caso de la nueva línea de ayudas a actividades de mejora profesional, contarán una ayuda del 80 por ciento del importe de gastos auxiliables, con un máximo de 6.000 euros. Y respecto a las ayudas destinadas a nuevos servicios, o productos o lanzar en nuevos mercados, se auxiliarán el 50 por ciento del coste elegible, con un máximo de 20.000 euros.

Todos los gastos auxiliables se enfocan a conseguir un mejor dimensionamiento de las cooperativas. Este dimensionamiento permitirá, entre otras ventajas, poder ofrecer más y mejores servicios a los socios, así como aumentar la capacidad de negociación en la venta de los productos y en la compra de insumos para las explotaciones de los socios.