Elecciones Castilla y León

Vox llama a los simpatizantes a amplificar sus ideas entre familiares y amigos

Espinosa de los Monteros arropa al candidato Juan García-Gallardo en Burgos, su ciudad natal, y en presencia de Ortega Lara, donde se presenta como alternativa de futuro y esperanza para Castilla y León

El candidato de Vox a la Junta, Juan García-Gallardo salud a varios simpatizantes a su llegada al acto del partido en la calle Concordia de Burgos
El candidato de Vox a la Junta, Juan García-Gallardo salud a varios simpatizantes a su llegada al acto del partido en la calle Concordia de Burgos FOTO: Ricardo Ordoñez Agencia ICAL

Pese al frío reinante en Burgos este viernes, más de un centenar de personas se concentraba en la calle Concordia de la capital burgalesa para escuchar las propuestas de uno de sus paisanos, Juan García-Gallardo, que presenta como candidato de Vox a la Presidencia de la Junta.

Entre ellas, se encontraba otro burgalés de pro como José Antonio Ortega Lara, ex funcionario de prisiones que pasó 532 días secuestrado entre 1996 y 1997 por la banda terrorista ETA en un zulo en la localidad vasca de Mondragón, además de uno de los impulsores de esta formación conservadora, hacia quien tanto Juan García como el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, agradecieron su presencia. “Es el mejor de todos nosotros, nuestra divisa y el faro que nos guía”, decía el dirigente nacional durante su intervención, en la que pedía a los simpatizantes de Vox que se conviertan en postes de emisoras de radio o televisión para amplificar los mensajes de esperanza e ilusión y las ideas de la formación para esta Comunidad.

“Nosotros no tenemos ningún medio a favor que diga algo favorable de nosotros, pero os tenemos a vosotros y por eso os pido que os enteréis bien de lo que estamos haciendo y lo contéis a vuestras familias y amigos porque ese medio de comunicación es mucho más potente que cualquier televisión o radio”, decía el portavoz parlamentario, convencido de que de esta forma empezarán a cambiar las cosas.

Asimismo, y tras criticar el “centralismo” de la España autonómica, Espinosa de los Monteros defendía la enorme capacidad de Burgos para mejorar así como el potencial de sus jóvenes pero advertía de aquellos que no han trabajo en su vida y quieren explicar a los agricultores, a los ganaderos, pescaderos o comerciantes como tienen que hacer las cosas.

García-Gallardo, por su parte, aseguraba que Vox representa una alternativa de futuro y esperanza a Castilla y León, apuntaba que su partido no va a ser muleta de nadie y que fijará sus prioridades e impondrá su programa, y reafirmaba su apuesta por la natalidad y por la reversión del desmantelamiento de la industria regional.

El candidato de Voz a la presidencia de la Junta, Juan García-Gallardo, interviene en un acto público en la calle Concordia de Burgos en presencia, entre otros e Iván Espinosa de los Monteros y de Ortega Lara
El candidato de Voz a la presidencia de la Junta, Juan García-Gallardo, interviene en un acto público en la calle Concordia de Burgos en presencia, entre otros e Iván Espinosa de los Monteros y de Ortega Lara FOTO: Ricardo Ordoñez Agencia ICAL

“Nosotros no vamos a hacer como el PP y el PSOE que aún aumentando con sus impuestos el coste de la luz, está mandando la industria al extranjero o cerrándola como en Garoña, sino que vamos a apostar y defender los intereses de las industrias y el sector primario Castilla y León frente a los intereses globalistas y el abandono de los demás partidos políticos”, señalaba, contundente, mientras cargaba contra el despilfarro de dinero público que se está llevando a cabo.

“Mientras el dinero que tenía que ir a abrir centros de atención sanitaria, a aumentar los servicios públicos de calidad a los españoles, van destinados a esos chiringuitos ideológicos que se han puesto de rodillas ante los dictados de la izquierda”, decía, a la vez que denunciaba que “no puede ser” que haya 500 millones de euros para el Ministerio de Igualdad pero no se dediquen tan siquiera diez millones para reabrir el tren directo entre Madrid y Burgos pasando por Aranda de Duero o para la autovía de Aguilar de Campoó.