El socialista Pedro José Muñoz denuncia actuaciones “abyectas” del PSOE de Ávila

El portavoz en la Diputación y alcalde de Cebreros asegura que la Comisión Ejecutiva Provincial del partido es un “títere” al servicio de Ferraz

El secretario de Organización del PSOE, Pedro José Muñoz
El secretario de Organización del PSOE, Pedro José Muñoz

El portavoz del PSOE en la Diputación de Ávila y alcalde del municipio de Cebreros, Pedro José Muñoz, no se ha tomado nada bien que la Ejecutiva del PSOE de Ávila aprobara ayer relevarle como portavoz en la institución provincial, por la exalcaldesa de Fontiveros, María de los Ángeles Salcedo, para “impulsar una nueva labor de oposición” al gobierno de la corporación, integrado por la coalición PP-Cs, y este martes ha acusado de actuaciones “abyectas” a la Comisión Ejecutiva Provincial (CEP) que, en su opinión, es un “títere” al servicio de Ferraz”.

Esta situación se produce después de la crisis surgida en el PSOE a raíz de la celebración de unas Primarias en las que Muñoz denunció junto a Leticia Sánchez “irregularidades” por el aumento “totalmente desmesurado” de afiliados en la agrupación local de Pajares de Adaja, cuyo responsable y alcalde del municipio es Jesús Caro, ganador del proceso con el 52 por ciento de los votos.

Esta situación hizo que tanto Leticia Sánchez como Pedro José Muñoz presentaran una demanda que el pasado mes de enero fue admitida por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Ávila y actualmente sigue su curso.

Muñoz ha asegurado no tener “constancia oficial” del acuerdo adoptado “por primera vez” sin que el portavoz del PSOE en la institución provincial asistiera. Respecto a la decisión de sustituirle, el dirigente socialista apunta a dos motivos, y uno de los cuales ha vinculado con la denuncia sobre el desarrollo de unas Primarias que ha calificado de “fraudulentas”.

”Sabíamos que ejerciendo este derecho -acudir a la justicia- se destaparía toda esa suerte de actuaciones abyectas por esta Ejecutiva títere al servicio de Ferraz”, insistía Muñoz, en declaraciones recogidas por Efe, mientras añadía que la decisión fue adoptada por “unos señores a los que se les afilió después de estar cerrada la posibilidad de su afiliación”.

Además, asegura que para cambiar al portavoz de la Diputación, se tiene que producir una reunión del grupo para que los miembros voten en este sentido si mantienen o no al actual portavoz.

En la actualidad, de los ocho integrantes del grupo socialista en la Diputación provincial, cinco apoyan a Pedro José Muñoz, mientras que los otros dos, incluida la elegida por la CEP como nueva portavoz, se alinearían con el sector oficial, lo que dificulta el cambio en la portavocía del PSOE.

Preguntado por la posibilidad de que quienes se sitúen en contra de la postura de la Ejecutiva pudieran ser expedientados, Muñoz considera que es “muy difícil” que se les pueda abrir expediente “por nada”. En este sentido, ha pedido “la misma pena” que en su día se les impuso a la vicesecretaria del PSOE, Adriana Lastra, y a la ministra de Defensa, Margarita Robles, cuando votaron en su día “en contra” del acuerdo del Comité Federal del Partido en el pleno de investidura de Mariano Rajoy.

”En ese supuesto, nos podrían fácil la defensa”, sostenía Muñoz, quien ha indicado que “en estas cosas, el PSOE debería tener cuidado”.

La segunda causa de la decisión de la CEP de apartarle de la portavocía de la Diputación hace referencia al incumplimiento que, a su juicio, se ha producido en el “convenio” que el grupo provincial suele firmar con el partido para que el asesor jurídico del PSOE, que en este caso es el secretario de Organización, Juan José Pizarro, preste asistencia a los alcaldes y concejales socialistas.

”Esto es lo que ha creado un problema”, apuntaba Pedro José Muñoz, quien ha denunciado que dicho convenio no se ha cumplido en el caso del alcalde socialista de San Juan del Molinillo, Prudencio Andrino, al que Pizarro no prestó asistencia en dos ocasiones, cuando le fue solicitada, según la carta esgrimida por Muñoz.

Por ello, el portavoz socialista de la institución provincial solicitó información al partido, quien a raíz de esa postura, según sostiene, fue relevado al frente de su grupo en la Diputación, por querer saber los motivos de este comportamiento.

Al respecto, apuntaba que los fondos aportados por el grupo socialista de la Diputación al PSOE por este concepto comenzaron siendo 1.440 euros al mes, aunque “se han ido actualizando”