La Guardia Civil continuará este domingo el registro de la casa de la última persona que vio con vida a Esther López

La delegada de Gobierno no confirma que se esté en la última fase de la investigación al apuntar que hay secreto del sumario y depende de la autoridad judicial y los agentes

La Guardia Civil ha iniciado este sábado el registro del domicilio de uno de los investigados por el caso de la desaparición y muerte de la joven Esther López
La Guardia Civil ha iniciado este sábado el registro del domicilio de uno de los investigados por el caso de la desaparición y muerte de la joven Esther López FOTO: NACHO GALLEGO EFE

La Guardia Civil continuará previsiblemente este domingo el registro de la casa de los padres de Oscar en Traspinedo (Valladolid), quien fue la ultima persona que vio con vida a Esther López, después de que las labores en busca de pruebas se prolongara hasta última hora del día de hoy. La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, no quiso confirmar si la Benemérita está en la última fase de las investigaciones sobre el caso de la muerte de la joven al apuntar que es algo que corresponde a la autoridad judicial y los agentes que forman parte del operativo para esclarecer los hechos.

Barcones apuntó a Ical que la investigación continuó esta semana  cuando se requisó el vehículo del amigo de Esther para hacer un análisis más exhaustivo de algunas piezas del coche y a lo largo de hoy agentes de la Unidad de Inspecciones Oculares procedieron al registro de la vivienda de uno de los investigados.

La delegada del Gobierno dejó claro que la situación procesal de los investigados no ha variado. Además, quiso mostrar su absoluta confianza en la Guardia Civil, por que no ha escatimado ningún medio, ni personal ni material, para esclarecer lo ocurrido y determinar las responsabilidades que se deriven.

La delegada realizó estas declaraciones antes de asistir al acto en torno a la imagen del Cristo de la Misión, en recuerdo a todos los hombres y mujeres que dieron su vida por España, que se desarrolló en el Palacio Real de Valladolid. Y finalizó con la interpretación de la marcha “La muerte no es el final”.