La factura de los disturbios por la sentencia del 1-O: más de 77.000 euros en personal de emergencias

Se trata de los recursos destinados únicamente entre el 14 y el 20 de octubre de 2019

Manifestantes durante los disturbios ante la consellería de Interior en Barcelona en el tercer día de movilizaciones de protesta contra las condenas a los líderes del procés.
Manifestantes durante los disturbios ante la consellería de Interior en Barcelona en el tercer día de movilizaciones de protesta contra las condenas a los líderes del procés.Toni AlbirEFE

Las protestas por la sentencia del “procés” y los disturbios ocasionados especialmente los días posteriores al 14 de octubre supusieron un dispendio de más de 77.000 euros en personal de emergencias médicas. Así se desprende de una respuesta parlamentaria consultada por este diario, que cuantifica concretamente en 77.661 euros el coste del personal propio contratado y las horas extra de los técnicos de emergencias.

“Ante situaciones extraordinarias como las movilizaciones masivas de la ciudadanía que tuvieron lugar el pasado mes de octubre, el Servicio de Emergencias Médicas (SEM) hizo frente al incremento en las demandas de asistencia sanitaria mediante la contratación de personal propio”, admite la titular de Salud, Alba Vergés, ante la pregunta del PSC sobre los recursos entre los días 14 y 20 de octubre, una semana de alto voltaje a raíz de la sentencia del 1-O.

Y adjunta una tabla con el coste del dispositivo especial detallado por regiones sanitarias y unidades especiales en base a las horas trabajadas. El total es de 77.661 euros, con la región de Barcelona como foco principal (casi 11.000 euros). Un montante que incluye la “ampliación de horas contratadas” de técnicos de emergencias sanitarios.

Cabe recordar que las protestas iniciadas coincidiendo con la sentencia de Supremo provocaron una semana de caos en varias zonas de Barcelona y disturbios que dejaron en Cataluña unos 600 heridos, más de cien detenidos y 28 encarcelados. Los disturbios y altercados fueron especialmente masivos en la capital catalana, con destrozos a diario e importantes desperfectos en el mobiliario urbano.

De hecho, el Ayuntamiento de Barcelona cifró en 3,1 millones de euros los daños materiales ocasionados por los disturbios ocurridos del 14 al 20 de octubre en la ciudad a raíz de la sentencia del 1-O.