Oriol Mitjà avanza que en dos o tres meses, nos podremos hacer el test para detectar la covid en casa

El infectólogo asegura que Salud ha comprado los primeros test rápidos para detectar el virus en 10 minutos que sustituyen la PCR

Ya están aquí. El departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña ya ha comprado los primeros test de antígenos rápidos para detectar el coronavirus en 10 minutos. Lo avanzó ayer Oriol Mitjà, médico e investigador de enfermedades infecciosas y salud global del Hospital Germans Trias i Pujol, en una entrevista con Agnès Marquès en Rac1. Los tests rápidos que se habían producido hasta la fecha tenían una fiabilidad baja pero ahora se están ultimando nuevo modelos con una sensibilidad alta y una fiabilidad que alcanza el 98%. El departamento de Salud habría adquirido 250 muestras y ya está haciendo pruebas en cuatro laboratorios catalanes antes de decidirse a hacer un pedido grande. La Comunidad de Madrid y las Islas Baleares también han hecho pedidos.

Estos nuevos tests son más económicos que las PCR que van a 120 euros, cuestan entre 4 y 10 euros. Pero la gran ventaja es que la muestra se toma a través de la saliva y los resultados se obtienen en un periodo muy breve de tiempo, unos diez minutos, según explicó Oriol Mitjà. Por ahora, la prueba la tiene que hacer personal sanitario, pero espera que en dos o tres meses se puedan adquirir en un “click" a través de Internet. “Espero que en unos mesos tengamos la confirmación de que la muestra de saliva o nasal sea efectiva y te pueda comprar el test por Amazon y hacértelo tu mismo en casa”, avanzó.

Facilitar cribados masivos

Mitjà confía en que estos test faciliten la asistencia a actos culturales multitudinarios sin riesgo de contagio. Su colega, el doctor Bonaventura Clotet, investigador también en el Hospital Germans Trias i Pujol, puso el ejemplo hace unos días en “El Món” de Rac1Puso del Primavera Sound, donde propuso habilitar un acceso con un dispositivo para hacer las pruebas y permitir la entrada a los negativos.

Por su parte el doctor Pere Soler, jefe de la unidad de infecciosas e inmunodeficiencias pediátricas del Vall d’Hebron, que participa en el Plan Escuelas Centinela, en el que se monitorizan 50 escuelas para saber qué rol tienen los niños en el contagio y cómo se comporta el virus en los centros escolares, también avanzó que en unos meses estos test facilitarían el control en los colegios. En vez de una PCR, cuyos resultados pueden tardar entre 24 y 48 horas, estas pruebas rápidas agilizarían las cuarentenas de los grupos estables y la gestión de la enfermedad en las escuelas. También podría aligerar la detección del virus en las residencias.