Eduard Pujol, diputado de JxCat: “En España hay franquismo”

La oposición carga contra el doble rasero del presidente del Parlament: quita la palabra cuando se acusa a Torra de “racista”, pero permite los ataques y el desprestigio al Estado

Poco a poco y en paralelo al “procés”, el independentismo ha ido tratando de construir un relato para desprestigiar a la democracia española y, para ello, ha recurrido, cada vez con más frecuencia, a vincular a España con el franquismo. En este sentido, JxCat ha vuelto a rescatar este arma durante su intervención en el Pleno celebrado esta tarde para rechazar la inhabilitación de Quim Torra como presidente de la Generalitat: “En España hay franquismo”, ha espetado.

"España no tolera la divergencia, por eso cuando la razón les podía vencer, escogió la represión. Durante años se aceptó la idea de que en España existía un cierto franquismo sociológico y light, pero estábamos equivocados. En España no hay franquismo sociológico. En España, sencillamente, hay franquismo. Franquismo uniformador, centralizador, la unidad por la unidad”, ha dicho Pujol. “Qué ideario político más pobre”, ha continuado.

“Estamos en 2020 y Cataluña vuelve a tener un president y consellers en el exilio; un vicepresidente y consellers en prisión; y hace 48 horas que España ha vuelto a hacer de las suyas inhabilitando al president”, ha agregado. “A golpes y a injusticia no nos ganarán”, ha zanjado.

El discurso de Pujol ha desatado fuertes críticas de la oposición. “Vaya discurso insultante y populista se ha marcado. Venenoso y divisorios para la sociedad, llenos de fábulas y mentiras, que califican a nuestra Estado de represor", ha recriminado el líder de la oposición (Ciudadanos), Carlos Carrizosa. “Aquí no hay llamadas de atención del president del Parlament cuando se acusa a España de franquista, pero nos ha costado la expulsión y que nos quiten la palabra cuando se llama racista a Torra por sus escritos”, ha comparado.

“Ustedes son un peligro para los catalanes. han aplaudido detenidos por presunto terrorismo. Se han hecho fotos con terroristas como Otegi, Carles Sastre o Bentanachs, pero no representan a Cataluña. Cataluña no es así, los catalanes no son como ustedes, no tienen ni sienten ese odio cerval a España. No odian al resto de los españoles, no trabajando incansablemente solo contra España. No representan a Cataluña, afortunadamente”, ha añadido Carrizosa, tras recordar e ironizar sobre la “represión” de España contra el independentismo cuando el salario que tendrá Torra tras dejar la presidencia de la Generalitat será cienmileurista.

La líder de Podemos en Cataluña, Jéssica Albiach, ha cargado contra la actuación del PP, que impide renovar el Consejo General del Poder Judicial, pero ha rechazado que se compare el pasado Gobierno liderado por Mariano Rajoy con el actual, como hace el independentismo. También ha reprochado la estrategia del separatismo de desgastar a España con permanentes ataques: “Lo podrán decir 5, 10 o 25 veces. España no es Turquía". "Están jugando a una confusión que les beneficia, pero creo que no ayuda a resolver el problema ni responde a la realidad. Lo envuelven todo y lo ponen todo bajo el paraguas del Estado y esconden que hay diferentes poderes en conflicto dentro del Estado. No es lo mismo un Poder Judicial secuestrada por la derecha, que un Gobierno central de coalición entre PSOE y Podemos”, ha dicho. “Por tanto esta confusión a la que juegan no deja ver qué está pasando, que es conflicto entre poderes del estado”, ha afirmado.

“Si hay una vía para cambiar la situación es trabajar con acuerdos amplios con otras fuerzas de Cataluña y del Estado”, ha pedido, en alusión a la renovación de la cúpula del Poder Judicial u otras cuestiones que se pueden hacer durante la legislatura. “En esta legislatura no se ha avanzado ni un milímetro con este Govern”, ha dicho. “La legislatura ha estado perdida nacionalmente, pero socialmente también”, ha continuado.

El líder de la CUP, Carles Riera, se ha mostrado contundente contra JxCat y Esquerra y la gestión que han dado a la inhabilitación de Torra, así como el pobre balance de legislatura. “Ni restitución ni constitución. Lamentamos mucho que la sentencia se haya acatado de manera humillante y sin ninguna forma de disidencia democrática”, ha afeado Riera. “Una jugada maestra de un autonomismo absolutamente aplanado, arrodillado ante el Estado, que considera que los votos ya no valen”, ha añadido, tras lamentar que se llegue al 1-O y estas fechas “tan señaladas” sin movilización ni acciones preparadas.

Por su lado, el líder del PP, Alejandro Fernández, ha cargado contra el relato “victimista” del independentismo y de Torra, a quien ha acusado de tener un “comportamiento preadolescente” con la pancarta. “Preadolescente tal vez, pero tonto, no”, ha dicho, en alusión a la pensión vitalicia de 92.000 euros que cobrará a partir de los 65 años como expresident. “Déjese ya de victimismo, que aquí nos conocemos todos”, ha dicho Fernández.

Asimismo, también ha puesto a disposición del Parlament a los diputados del PP para “desbloquear” la legislatura y acelerar la convocatoria electoral. En este sentido, de cara a las elecciones, ha planteado una oferta de “concordia y buen gobierno” para salir del “procés”.