¿Quiénes son los candidatos a las elecciones catalanas del 14 de febrero?

JXCAt es el partido con más dudas, hará primarias, Borràs quiere presentarse, aunque Puigdemont prefiere a Artadi o Calvet. ERC opta por Aragonés, el PSC, por Iceta y el PP y Ciudadanos estudian si presentarse juntos

En pleno divorcio entre política y pueblo, tras siete meses de pandemia y al menos ocho años de “procés”, los catalanes vuelven a estar llamados a las urnas antes de agotarse una legislatura. La reciente inhabilitación del president de la Generalitat, Quim Torra, por un delito de desobediencia, ha catapultado a Cataluña hacia las urnas el próximo 14 de febrero, día de San Valentín. Los partidos que quieran optar a la presidencia tienen poco menos de cinco meses para restablecer puentes con la ciudadanía y convencerla de que sus siglas, y no las del contrincante, son la mejor opción para que la próxima legistatura dure los cuatro años que deberían durar los mantados. Mientras engrasan la maquinaria electoral, los ocho partidos con representación actual en el Parlament acabarán de dirimir en los próximos días qué candidato presentan.

La antigua Convergència, hoy hecha trizas, es la que tiene más trabajo. Junts per Catalunya, el partido de Quim Torra y Carles Puigdemont, que sigue moviendo hilos desde Bélgica, es quien tiene más trabajo. Hará primarias, pero ¿quién se presentará? Hay tres nombres que suenan con fuerza. La concejal de JuntsXCat en el Ayuntamiento de Barcelona, Elsa Artadi, es uno de estos nombres. Fiel número dos de Puigdemont durante los días en los que el ex president se sentó en el hemiciclo catalán, Artadi dio el salto como candidata a la alcaldía de Barcelona para promocionarse, pero no llegó muy lejos. Obtuvo unos resultados mediocres y no ha tenido mucha visibilidad en la política municipal. Aún y así, Puigdemont sigue confiando en ella. Otro candidato es el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet. Quienes lo conocen destacan de él que es una persona muy trabajadora, inteligente y discreta. Pero el golpe del Hard Rock en Tarragona, una obra que ERC nunca quiso que prosperase, puede truncar sus aspiraciones. Calvet viene de la antigua Convergència y del PDECAT, aunque como muchos otros compañeros rompió le carné para irse con Puigdemont. Ni Artadi ni Calvet han confirmado nada sobre sus aspiraciones. La única persona que ha dado un paso hacia adelante es Laura Borràs. La ex diputada de los nacionalistas en el Congreso no figura en la terna de Puigdemont y Torra, pero a ella le da lo mismo. En una entrevista en el “Huffington Post”, avanzó que “si hay primarias, voy a presentarme”.

Borràs está imputada los delitos de prevaricación, fraude a la administración, malversación de caudales públicos y falsedad documental por la presunta fragmentación de contratos de la Institució de les Lletres Catalanes (ILC), cuando era su directora, para poder adjudicárselos a un amigo.

¿Qué hará Artur Mas?

En el PDECAT, el partido de Artur Mas, el panorama está algo más claro. Si se presentan solos a las elecciones, su candidata sería Àngels Chacon, la ex consejera de Empresa. “Ex”, porque Torra se deshizo de ella en la última remodelación de su equipo de gobierno. Dicen que por no haber roto el carné del PDECAT. Aún no está claro que se postule como candidata, porque el PDECAT negocia con JuntsXCat concurrir juntos. Los partidos satélites de la antigua CiU también están en el mismo negociado.

En ERC, las cosas están algo más claras. El vicepresidente de Economía, Pere Aragonés, sería el candidato con la bendición de Oriol Junqueras. El president del Parlament, Roger Torrent, hizo un amago de presentarse a unas primarias, pero ha quedado en eso, un amago.

Ciudadanos y PP, ir o no juntos, esa es la cuestión

Ciudadanos, que en las últimas elecciones sacó unos buenos resultados con Inés Arrimadas, ahora se presenta con Carlos Carrizosa después de haber apartado a Lorena Roldán. En el PP, no tienen dudas, su candidato será Alejandro Fernández. Queda por decidir si PP y Ciudadanos se presentan juntos o por separado.

El PSC se debate si aprovechar el efecto Illa

Por el PSC volverá a presentarse Miquel Iceta, a no ser que en un giro de última hora, quieran aprovechar el tirón que los socialistas creen que pueda tener el ministro de Sanidad, Salvador Illa. Iceta juega con la ventaja de que es perro viejo, conoce bien la política catalana y se defiende bien en los debates.

El regreso de David Fernández

La versión catalana de Podemos hace meses que postuló a Jessica Albiach tras un tenso debate interno. Mientras que la CUP sopesa saltarse sus normas y rescatar a David Fernández, el hombre que enseñó una sandalia a Rodrigo Rato durante una comisión parlamentaria como símbolo de desprecio a su gestión en Bankia.