El pago de 15.000 euros es suficiente para contratar a un sicario para matar en Cataluña

Es el precio que ha costado el último intento para contratar a un matón en la comunidad autónoma

La Policía Nacional desarticuló una trama que planeaba asesinar a un empresario el Baix Llobregat. POLICÍA NACIONAl
27/10/2020
La Policía Nacional desarticuló una trama que planeaba asesinar a un empresario el Baix Llobregat. POLICÍA NACIONAl 27/10/2020Servicio Ilustrado (Automático) POLICÍA NACIONAL

¿Cuánto vale matar a una persona en Cataluña y en España? Es muy difícil de decir con precisión, evidentemente, porque no se trata de un asunto con un coste fijo, y depende de múltiples variables. Pero sí que es cierto que existe, de forma muy subterránea, una especie de “regulación del mercado”. Dentro de esta idea, tano hay un precio marcado ni estipulado, pero el mercado siempre se regula según lo que la gente quiere o puede pagar por una cosa. Sea un tomate, un coche o el servicio ilegal de matar a una persona.

Viene a cuento la cuestión porque la Policía Nacional frustró el asesinato de un empresario de Terrassa, que un ex socio suyo y ahora competidor le quería matar. Después de una investigación, la policía pudo detener a tres personas y evitar el crimen.

Según explicó la Policía Nacional, el instigador del crimen ofreció 10.000 euros para encontrar al sicario y 15.000 más para el sicario que tenía que ejecutar el asesinato. En total, 25.000 euros. Al parecer, estos precios son muy fiables en este “mercado”, por lo que se puede establecer como coste medio en Cataluña y en el resto de España para matar a una persona.

La investigación se inició a raíz de una información anónima recibimiento en la comisaría de la Policía Nacional de Terrassa donde se explicó que estaba en marcha un plan organizado para asesinar a un empresario establecido del Baix Llobregat. Con el fin de hacerlo, habían contactado con varias personas para buscar, por 15.000 euros, a una persona que matara al exsocio y principal competidor de un empresario de transporte de Terrassa.

Además, en el plan también se habían pagado 10.000 euros a dos personas para ayudar a encontrar al sicario que tenía que hacer efectivo el crimen que querían.

El objetivo era un hombre, que es directa en el mismo sector de la logística y transporte del instigador del crimen y por eso, sumado a la animadversión que arrastraba contra él por desavenencias en su anterior etapa de socios, había decidido pagar 25.000 euros para “eliminarlo”.

Esta operación, liderada por agentes de la comisaría de Terrassa y de la Brigada de Policía Judicial de Barcelona, ha permitido saber que en Cataluña hay sicarios y que por unos 15.000 euros puedes llevar a cabo un asesinato.