Colau cancela el Belén de Barcelona amparándose en la pandemia

El Ayuntamiento de la capital catalana, sin embargo, mantiene la multitudinaria cabalgata de Reyes

No hay año que pase sin una polémica que rodee al habitual Belén de la plaza Sant Jaume que cada año instala, o instalaba, el Ayuntamiento de Barcelona. Hasta la fecha, sin embargo, las polémicas respondían al irrefrenable afán de los sucesivos alcaldes de la ciudad por innovar con el pesebre. Ada Colau este año ha preferido borrar de un plumazo la estampa navideña amparándose en la pandemia. En 2019, sin ir más lejos, el Belén municipal fue comparado con un trastero.

El teniente de alcalde de Cultura, Joan Subirats, ha explicado que la pandemia genera “muchas dificultades” a esta instalación al aire libre porque era de fácil acceso y “generaba aglomeraciones significativas”. Como contrapartida, el Ayuntamiento acogerá una exposición de los pesebres de los 10 últimos años para que la ciudadanía se acerque al centro de la ciudad. Subirats, no obstante, ha remarcado que el consistorio mantiene la apuesta por los pesebres tradicionales que se seguirán haciendo en el Museo Marès y el Monasterio de Pedralbes.

El concejal, por otro lado, no ha concretado cómo será la cabalgata de los Reyes Magos de este año en la ciudad, aunque ha garantizado que “los Reyes visitarán Barcelona” y que los niños podrán disfrutar de esta visita. “A la cabalgata no podemos renunciar. Es evidente que el formato de años anteriores no tiene ningún sentido hoy y será difícil que podamos imaginar que estamos haciendo la cabalgata como cada año”, ha afirmado Subirats, que ha asegurado que encontrarán la manera de hacerla.