Campaña contra la supresión del castellano como lengua vehicular en la educación de Cataluña que apoyan PSOE y Podemos

Las entidades bilingües Asamblea por una Escuela Bilingüe de Cataluña, Impulso Ciudadano y S’ha Acabat se unen contra la iniciativa de ERC

El portavoz de Esquerra Republicana (ERC) en el Congreso, Gabriel Rufián, interviene en una sesión plenaria. EUROPA PRESS/R.Rubio.POOLEUROPA PRESS/R.Rubio.POOL Europa Press

Las entidades Asamblea por una Escuela Bilingüe de Cataluña (AEB), Impulso Ciudadano y S’ha Acabat rechazan en un comunicado conjunto que “se quiera suprimir” el carácter de lengua vehicular para el castellano en la reforma educativa que prepara el Gobierno de Pedro Sánchez.

El comunicado llega después de que los grupos parlamentarios del PSOE, de Unidas Podemos y de ERC presentaran una enmienda conjunta a la reforma de la ley educativa -la denominada ‘ley Celaá’- que contempla la eliminación del castellano como lengua vehicular en Cataluña.

La iniciativa, impulsada por ERC, pretende introducir la posibilidad de que las comunidades autónomas puedan determinar cuál es la lengua vehicular de su territorio en el ámbito educativo, aunque la educación en castellano, según destacan fuentes parlamentarias, estaría garantizada.

Las tres entidades han señalado que “incomoda que la perseverancia de muchos padres y madres haya hecho posible que los tribunales reconozcan también el carácter de lengua vehicular de enseñanza al castellano en la escuela catalana y quieren acabar con esta posibilidad”.

Han acusado a PSOE y Unidas Podemos de “palmeros del nacionalismo más sectario, excluyente y retrógrado, que hace del lingüicidio del castellano en sus territorios su guía política. El compromiso de estos partidos con las fuerzas identitarias más excluyentes les hace cómplices de sus políticas y de gente como el portavoz de ERC, Sr. Rufián -que ha hecho su carrera política gracias a su condición de castellanohablante- y que ahora expresa un estúpido júbilo al conseguir que su lengua materna deje de tener carácter vehicular en el modelo educativo español.El comunicado indica que seguirán reclamando sus derechos en todos los centros educativos, administraciones, parlamentos, tribunales y organismos internacionales.