Cataluña amplía el uso de test de antígenos: adquiere 8 millones y planea que las farmacias hagan las pruebas

Salut prepara un protocolo para garantizar las medidas de seguridad, trazabilidad y detección

Un sanitario analiza una muestra con un test de antígenos. REUTERS/Juan MedinaJUAN MEDINAREUTERS

¿Por qué Madrid con bares, restaurantes, teatros y gimnasios abiertos ha logrado reducir el número de contagios? No hay evidencia científica ni una sola respuesta. Habrá que estudiar si en la primera ola hubo más contagios en la capital y ahora hay más población inmune, pero hay dos explicaciones que suenan razonables. Una es que hay más conciencia individual y la gente cumple con los tres mandamientos: distancia, mascarilla e higiene. Y la otra es que Madrid ha hecho más test de antígenos que ofrecen una respuesta muy rápida y permite aislar con más celeridad a los positivos.

El departamento de Salut prevé extender su uso las próximas semanas coincidiendo con la desescalada y prepara un protocolo para que la red de farmacia pueda hacer los test de antígenos de diagnóstico de cororonavirus. La consellera de Salut, Alba Vergés, ha avanzado en el tradicional encuentro informativo de los lunes para valorar la situación de la pandemia, que Cataluña ha adquirido 8 millones de este tipo de test que los empresarios catalanes vienen reclamando para agilizar la reapertura de la restauración, la cultura y otros negocios cerrados para evitar la propagación del virus.

El doctor Jacobo Mendioroz, director de la Unidad de Seguimiento de la Covid-19, quiso subrayar que los test solos no son la solución. “Tienen que hacerse con todas las garantías de seguridad, de trazabilidad y de interpretación”. Mientras Madrid ha sustituido los test de antígenos por las PCR, Mendioroz matiza que la idea de Cataluña es que los test de detección rápida complementen las PCR. Empezaron a emplearse con personas con síntomas en los últimos cinco días, que es cuando este tipo de pruebas tienen más fiabilidad. Luego se ampliaron a contactos estrechos y ahora se estudian para cribajes comunitarios en los que las farmacias pueden tener un papel. El Colegio de Farmacéuticos ha tendido la mano a ayudar tanto con los tests como para dispensar la vacuna de la gripe, en caso de que los centros de atención primaria necesiten aligerar presión.

Los test de antígenos ofrecen una respuesta en menos de 15 minutos y liberan a los laboratorios de tener que analizar los resultados. “Pero ni son tan fáciles de hacer ni de interpretar y solos, sin seguimiento ni rastreo de los contactos en caso de positivo sirven de poco”, ha insistido Mendioroz. Lo que no quiere Salut es que en Cataluña se repitan imágenes que se han visto en otros países de personas sintomáticas y asintomáticas mezcladas en la cola de una farmacia. “Hay que hacer las cosas bien”, ha repetido Mendioroz, que el jueves pasado se enzarzó en Twitter con Oriol Mitjà después de que el infectólogo le acusara de frenar el uso de test de antígenos.

Vergés ha añadido que la Generalitat utilizará cualquier herramienta que puedan incorporar para el control de la pandemia, pero ha marizado que primero necesitan la autorización de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, porque se trata de un test que no se considera de autodiagnóstico.