El consejero de Trabajo y Asuntos Sociales cesa a su cúpula tras el caos en las ayudas a los autónomos

Oriol Amorós, sustituirá a Josep Ginesta como secretario general del departamento

Chakir El Homrani, Conseller de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS

Cambios en la consejería de Asuntos Sociales y Trabajo de la Generalitat, liderada por el republicano Chakir El Homrani, justo una semana después del caos en las ayudas a los autónomos. El exdiputado en el Parlament y hasta ahora Secretario de igualdad, migraciones y ciudadanía, Oriol Amorós, sustituirá a Josep Ginesta como secretario general del departamento de Trabajo.

Las responsabilidades sectoriales que hasta ahora ejercía Ginesta en el ámbito de Trabajo serán asumidas por el actual director general de relaciones laborales, seguridad y salud laboral, Enric Vinaixa, según ha informado la Conselleria en un comunicado este lunes. Por otro lado, la actual directora de los servicios territoriales de la Conselleria en Tarragona, Marta Cassany, será nombrada secretaria de asuntos sociales y familias, en sustitución del actual secretario, Francesc Iglesias.

Según la Conselleria, “esta reestructuración tiene como objetivo reforzar con nuevas perspectivas las dos áreas clave del departamento -asuntos sociales y trabajo- para los próximos meses, que estarán centrados en las consecuencias de la crisis social y laboral” por la pandemia. Ha sido pactada “de común acuerdo” entre el conseller Chakir El Homrani y Ginesta y el secretario Francesc Iglesias, y se aprobará este martes en Consell Executiu, informa Europa Press. El Homrani ha agradecido “profundamente la dedicación, el esfuerzo y la perseverancia de ambos al frente de dos áreas de gran complejidad en los últimos años”.

Estos cambios en el seno del departamento se producen después de que el republicano se situara en el centro de todas las críticas al coleccionar polémicas durante la pandemia y la gestión de la crisis sanitaria y social derivada del coronavirus. La última controversia llegó precisamente a mediados de la semana pasada con el plan de choque dirigido a los autónomos, unas ayudas que debían solicitarse a través de una web que falló a las pocas horas de habilitarse y que dejó fuera a la mayoría de solicitantes.

Una situación que provocó un duro cruce de reproches entre los socios del Govern, JxCat y ERC, e incluso llevó a los republicanos a la autocrítica y a admitir que el cese de El Homrani no estaba encima de la mesa porque en funciones no se puede nombrar a otro consejero de la Generalitat.