El virus desmonta la Navidad: toque de queda, reuniones de 10 personas y prohibido mezclar más de dos grupos

Para Reyes, se elimina el confinamiento de fin de semana, pero se mantiene el perimetral de Cataluña y el toque de queda

Un hombre sentado en un banco delante de la playa y el Hotel W Barcelona, en Barcelona, Catalunya (España), a 16 de noviembre de 2020. El turismo internacional se desplomó este verano debido como consecuencia del coronavirus. Además, el pasado 15 de octubre el Govern de la Generalitat decretó el cierre de bares y restaurantes y la limitación del aforo de los comercios, medidas que estarán vigentes, como mínimo, hasta el próximo 23 de noviembre y que han hecho que muchos hoteles de Barcelona sufran de nuevo cancelaciones y que incluso algunos hayan vuelto a cerrar durante esta segunda ola de la pandemia. 16 NOVIEMBRE 2020;TURISMO;BARCELONA;CATALUÑA;ECONOMÍA;FINANZAS;MIRADORES;TIEMPO LIBRE;INVERSIONES;CORONAVIRUS;HOSTELERÍA David Zorrakino / Europa Press 16/11/2020David Zorrakino Europa Press

La Navidad es sinónimo de hogar. “Vuelve a casa por Navidad”, recuerda una marca de turrones desde que existe la televisión en España. La Navidad se construye alrededor de una mesa con la familia que a uno le tocó al nacer o la que eligió. Da igual. Se celebra en compañía. Esto se aprende en el colegio con las versiones animadas del cuento más famoso de Charles Dickens, donde el malo es un viejo tacaño y ávaro llamado Ebenezer Scrooge que toma conciencia de lo mala persona que es cuando se encuentra solo en Navidad. Pero este año el ser más pequeño de La Tierra, un virus, empujará a media humanidad a reinventar su idea de Navidad. En Cataluña, habrá limitaciones. El plan de desescalada en el que está trabajando la Generalitat, se divide en cuatro fases y en ninguna contempla el fin de toque de queda o la reapertura perimetral de Cataluña.

El primer tramo de la desescalada arranca el próximo lunes 23. El segundo, en pleno puente de La Purísima, el 7 de diciembre. El tercero, el 21 de diciembre. Y el cuarto, el 4 de enero. En la tercera fase, tiempo de celebrar la Nochevieja quien la celebre, el Día de Navidad, Sant Esteve y Fin de Año, los bares y restaurantes podrán ampliar horario hasta las 21.00 horas. Los centros comerciales podrán volver a reabrir con un aforo del 30%. Se prevé una campaña de Navidad en la que se potencie el pequeño comercio. Los encuentros se ampliarán a 10 personas correspondientes a un máximo de dos burbujas de convivencia o una burbuja ampliada.

Para entonces, el confinamiento perimetral de fin de semana ya no será de municipio ni de comarca -segunda fase-, podrá haber movilidad entre áreas que estén en la misma fase epidemiológica.

En este periodo, los teatros, las salas de concierto, los museos y cines podrán abrirse al 70% y el aforo máximo será de 700 personas. También se ampliará el aforo en actos religiosos al 50%, con un máximo de 500 personas.

Para Reyes, se elimina el confinamiento de fin de semana, pero se mantiene aún el perimetral de Cataluña y el toque de queda.

Quien quiera bajar turrones en el gimnasio, que tengan en cuenta que podrán abrir al 50%. Los deportes exteriores tendrán permiso de abrir hasta el 70%.