La segunda ola empieza a liberar camas en los hospitales

Se registra un descenso entre los ingresos y los críticos de covid, aunque sigue registrándose un alto número de fallecidos: 68 en las últimas horas

Una trabajadora traslada una víctima más de la COVID-19 en Barcelona, la segunda ola sigue cobrándose un alto número de vidas. (AP Photo/Emilio Morenatti)Emilio MorenattiAP

Casi 40 días después de entrar en vigor las primeras restricciones en Cataluña, se han empezado a notar sus efectos en los hospitales catalanes. El pico de los contagios llegó el pasado 21 de octubre con 6.021 contagios nuevos diagnosticados en un solo día. Y han tenido que pasar 29 días más para empezar a notar una mejora de la presión sobre el sistema sanitario. El último parte del departamento de Salut habla de 2.402 ingresados por Covid-19 en los hospitales, 83 personas menos respecto al día anterior, y 574 ingresados en la UCI, 22 menos. Aunque siguen siendo cifras altas, la segunda ola parece que finalmente empieza a dar aire a los hospitales catalanes.

Salut se había propuesto tres objetivos para empezar a levantar medidas. El primero hace ya días que se ha logrado. Era conseguir una velocidad de transmisión de 0,8 y el último parte señala que la Rt se mantiene en 0,76. Esto quiere decir que por cada 10 infectados, se contagian 7,6 personas. Gracias a que este número ha bajado, también han descendido los nuevos contagios. El departamento de Salud ha declarado hoy 2.124 casos nuevos. El segundo objetivo era conseguir estabilizar este número a mil contagios diarios. Es la cifra con la que se mantuvo la epidemia estable entre agosto y septiembre. Pero el Govern ya ha dicho que aunque no se logre este hito, la desescalada arrancará igualmente para no ahogar más a los sectores afectados por las restricciones y a la población.

El tercer y último objetivo que se había propuesto es tener 300 personas ingresadas en las unidades de cuidados intensivos. Entre la red pública y privada, en estos momentos hay 574 enfermos graves. Con estos parámetros la vuelta a la normalidad no será como la de septiembre. Los socios del Govern y los sectores afectados mantienen un tenso debate para redactar el plan de reapertura. El Procicat, el órgano gubernamental que gestiona la pandemia en Cataluña, tiene previsto aprobar hoy el plan de desescalada gradual que se extenderá las próximas ocho semanas. Lo hará con un riesgo de rebrote de 390 y una incidencia acumulada en los últimos 14 días que en las últimas horas ha caído de 742 casos a 546.

En paralelo, la positividad de las pruebas PCR y los test de antígenos también cae y se sitúa en el 8,57%. La peor noticia sigue siendo el alto número de fallecidos que sigue declarándose a diario: 68 personas en las últimas 24 horas. Desde el inicio de la pandemia, la Covid-19 se ha cobrado ya 15.268 vidas.