Mejora la presión hospitalaria: 102 pacientes covid reciben el alta en las últimas horas

El anuncio del plan de reapertura llega con una velocidad de transmisión de 0,76, un riesgo de rebrote de 381 y 553 personas graves en la UCI

Aspecto de la carpa montada frente al CAP Passeig Sant Joan de Barcelona para realizar PCR. EFE/Enric FontcubertaEnric FontcubertaEFE

Por poco, Cataluña parece haberse librado de llegar a los 600 pacientes covid ingresados en la UCI y tener que desprogramar intervenciones quirúrgicas de otras patologías. Casi 40 días después de entrar en vigor restricciones severas como el cierre de bares y restaurantes, esta semana se ha iniciado un leve descenso del número de pacientes ingresados por Covid-19 en los hospitales catalanes y todo indica que es una tendencia que se consolida. Un día más, el último parte del departamento de Salut habla de que se han liberado camas ocupadas por pacientes covid en planta y en la UCI. El número de pacientes ingresados en los hospitales se sitúa en 2.300, son 102 menos respecto al último parte. Mientras que en la UCI, restan 553 enfermos graves con coronavirus, 21 menos que el día anterior.

Aunque las cifras dibujan un leve descenso, el número de enfermos graves aún está lejos de los 300 ingresados que el Govern se marcó inicialmente como objetivo para iniciar la desescalada. Aún quedan cuatro días para rebajar esta cifra antes de que entre en vigor el plan de reapertura, pero el Govern ya avanzó esta semana que no esperaría a cumplir con el objetivo de los 300 ingresados graves. Sí o sí, la desescalada arrancará el lunes. Queda por saber los detalles. Tras el vodevil protagonizado por los socios del Govern esta semana con filtraciones sobre el borrador antes de presentar las medidas a los sectores afectados y acusaciones cruzadas entre ERC y JxCat, hoy está previsto que se presente oficialmente el famoso plan de reapertura. El plan llegará después de doblegar la curva de los contagios y justo tras confirmarse que Cataluña también doblega la curva asistencial. El pico de ingresos se habría alcanzado la primera semana de noviembre, cuando los hospitales llegaron a tener 2.800 pacientes covid ingresados.

Estas dos noticias tienen impacto en los gráficos. El riesgo de rebrote sigue en descenso. En las últimas horas ha retrocedido nueve puntos y se sitúa ya en 381. La velocidad de transmisión se mantiene estable en 0,76, esto quiere decir que por cada 10 infectados se contagian de nuevo 7,6.

La incidencia acumulada en los últimos 14 días cae hasta 535. La mala noticia es que la curva de fallecidos aún no se ha acabado de doblegar. En las últimas 24 horas, se han notificado 50 defunciones.

El número de nuevos contagios vuelve a superar los dos mil: se han confirmado 2.392 casos con PCR o test de antígenos. Este número oscila en función del número de pruebas y cribajes que se hacen. La semana pasada se hicieron 240.000 PCR y 42.000 test de antígenos, y esta semana se han puesto en marcha los test con saliva, más fáciles. Lo que sí que baja es la positiviad: el 8,44% de los test ha dado positivo.